‘Vencer el desamor’, resumen de los capítulos de esta semana: Intento de secuestro

  • Qué pasó ayer en ‘Vencer el desamor’: Ariadna quería trabajar y ayudar así a Bárbara para evitar que la casa fuera embargada.
  • Qué pasó la semana anterior en ‘Vencer el desamor’: Los secretos de los Falcón al descubierto.

    Eduardo se reunió con su amante Linda y decidió marcharse a Estados Unidos con ella cuando esta se lo propuso. Para no levantar sospechas, Falcón le aseguró a Ariadna que el motivo de su viaje era puramente laboral: “Me ha salido un buen trabajo con el que mejorará nuestra situación económica”, dijo antes de hacer las maletas y poner rumbo al aeropuerto.

    Tras despedir a su esposo, Ariadna llegó al supermercado a hacer unas compras. Cuando volvió al aparcamiento donde dejó el coche, trataron de secuestrarla. Por fortuna para la mujer, todo quedó en un susto y pudo volver sana y salva a su casa.

    Por su parte,Álvaro descubrió que Olga le fue infiel con Paulo, uno de sus mejores amigos y entendió por qué su esposa quería divorciarse de él con tanta prisa. Dolido, el hombre decidió ocultar que ha sido engañado ante su familia, pues no quería darles más disgustos. Además, Bárbara comunicó a la familia que no tienen tanto dinero como pensaban y la casa está hipotecada. Se vienen tiempos difíciles.

    Gael localizó a Dafne e hizo que se fuera a vivir con ellos

    Lejos de allí, Gael localizó a Dafne y le contó que parte de la herencia de los Falcón es suya: “Nuestro padre murió hace unos días y te ha incluido en su testamento. Quiere que formes parte de la familia”. La chica decidió dejar a sus suegros y mudarse a la antigua casa de su progenitor junto con sus hijos para disgusto de Bárbara, que no quería compartir techo con la bastarda de su difunto esposo: “Esto es una humillación para mí y no voy permitir que tu estancia aquí sea un camino de rosas”.

    No obstante, deberá aguantarse, pues la joven resolvió que soportaría todas las humillaciones de la mujer con tal de tener lo que le pertenece. No solo hace esto por ella, sino también por sus pequeños, quienes se merecen tener una vida alejada de la pobreza.

    Esta no es la única invitada sorpresa que acude a casa de los Falcón. Gemma, que está harta de los maltratos y abusos de Cuauhtémoc, logró escaparse de la fortaleza en la que la tiene encerrada. La joven, que sabe que no puede pedir ayuda a su madre, se presentó ante Bárbara en busca de su auxilio, sin revelarle el parentesco que las une, pues temía que por el odio que le tiene a Levita, no la diera cobijo.

    Gemma le explicó la situación en la que se encontraba: “No puedo volver a mi pueblo, porque tomarán represalias en mi contra”. Bárbara, al verla tan desvalida, aceptó que se quedara por un tiempo con ella y además, le prometió que la ayudará a buscar un colegio.



    Fuente: Leer Artículo Completo