‘The Witcher’: el final explicado de la temporada 2 de la serie

  • El estreno de la temporada 2 de ‘The Witcher’ es lo más visto de Netflix
  • Todo lo que sabemos de la temporada 3 de ‘The Witcher’
  • Las mejores series de Netflix de 2021

    Lejos de resolver sus numerosos conflictos, el final de la temporada 2 de The Witcher se limitó a centrarse más intensamente en el misterio del poder de Ciri y a reunir a los poderes para encontrarla o protegerla. En lugar de un final victorioso tradicional, los últimos momentos vieron el destierro de un molesto demonio y la endurecida resolución de la fracturada familia que rodea a la antigua princesa de Cintra. Además, por supuesto, hubo varias revelaciones sorprendentes que plantearon más preguntas de las que respondieron.

    Por ejemplo, nunca supimos quién estaba detrás de los intentos de Rience, el mago del fuego, de encontrar y capturar a Ciri. Al principio, su salida de la cárcel añadía otro jugador al juego, además de Nilfgaard, y nos proporcionaba algunas escenas de lucha interesantes. Pero ahora que hay muchas partes implicadas, incluyendo a los elfos, la Hermandad, Redania y otros, el continuo misterio del benefactor y la mujer ahora sin rostro, Lydia, añade intriga al final. Sí, ya sabemos que lo sabéis, lectores de libros, pero The Witcher ha optado por retener esta verdad hasta la tercera temporada.

    Sin embargo, incluso los veteranos de la historia de The Witcher no reconocerían los motivos de Voleth Meir, la Madre Inmortal, que manipuló a Francesca de los elfos, Fringilla de Nilfgaard y Yennefer de Vengerberg para que tomaran malas decisiones jugando con su más profunda desesperación. La desacertada alianza de los elfos dependía del nacimiento de un nuevo niño elfo y alimentaba la necesidad de Fringilla de amistad y aceptación, y el deseo de Yennefer de recuperar su magia la obligó a guiar a Ciri de vuelta al monolito roto en las afueras de Cintra.

    Incluso después de que Yennefer se diera cuenta de su error y se sacrificara para salvar a Ciri, quedó claro que no era un recipiente lo que quería Voleth Meir; era un medio para regresar a su dimensión de origen. Se descubrió que los monolitos eran restos de la conjunción de las esferas de hace mucho tiempo, y el gran poder de Ciri podía permitir nuevas conexiones entre esas esferas. Sin embargo, el cruce entre mundos también atrajo la atención de los Espectros de Mörhogg, también conocidos como la Cacería Salvaje (un antagonista reconocible de los juegos), que ahora se unirán a las muchas partes interesadas en acceder al poder de Ciri.

    ‘The Witcher’ Temporada 2: final explicado

    Ese poder, como ya supimos en la segunda temporada de The Witcher, proviene de su sangre anciana, una ascendencia especial de los elfos que se conecta directamente con el Caos. Istredd menciona este hecho a Francesca en el final llamando a Ciri la Gallina Ichaer, el tema de la profecía de Ithlinne, que vimos leer a Ciri a principios de la temporada y que recitó con voz alterada en el final de la temporada 1. La profecía habla del fin de los tiempos y de una guerra devastadora, que claramente se está gestando ahora que Francesca ha matado a los infantes de Redania, el reino al que Nilfgaard inculpó de la muerte de su hijo.

    No es que Redania esté totalmente libre de culpa. El maestro espía Dijkstra busca claramente más poder para su rey encontrando a Ciri como perspectiva de matrimonio para que Cintra pueda ser absorbida por derecho. Dijkstra provoca a varias partes con sus agentes en la temporada 2 de The Witcher, incluyendo a los elfos y a la Hermandad de magos (y aparentemente a Jaskier de alguna manera), pero el mayor misterio era la naturaleza de su búho intermediario. Los lectores reconocerán a la hechicera Philippa, pero los que no estén familiarizados con la polimorfa entrarán en el paréntesis preguntándose qué papel desempeñará en el conflicto.

    Sin embargo, The Witcher ha mantenido en vilo incluso a los lectores y jugadores más avispados, jugando con la cronología de su material fuente, y en ningún lugar fue más evidente que en la revelación de la identidad de la Llama Blanca de Nilfgaard. Geralt tenía razón al preguntarse cómo supieron del poder de Ciri antes que todos los demás cuando atacaron Cintra en la primera temporada, y cuando vemos que el líder sureño es en realidad el presuntamente muerto Duny, padre de Cirilla a quien Geralt reclamó la Ley de la Sorpresa, la historia adquirió una perspectiva totalmente nueva.

    Geralt lo expresa mejor cuando dice: «El demonio; la Cacería Salvaje… está marcada para algo, y no termina ahí. Si los magos y la realeza se enteran de que sigue viva y de lo que es capaz, no dejarán de venir a por ella«. ¡Incluso amigos como Tissaia tienen ahora una recompensa por ella y por cualquiera que la proteja! Así que nos preparamos para una persecución sin cuartel de Ciri en el futuro de The Witcher, con Yennefer y Geralt preparándola frenéticamente tan rápido como puedan.


    Fuente: Leer Artículo Completo