‘Ömer Sueños robados’: avance semanal del 4 al 8 de octubre

  • Así será el final de ‘Ömer Sueños robados’ en Divinity
  • Qué ha pasado en los últimos capítulos de la serie.

    Ulviye finalmente recuerda la conversación que escuchó entre Melis y Hülya y que le llevó a sufrir un infarto. “Reconocieron que planearon la muerte de Rana y confesaron que Ömer es en realidad Efe, el hijo que creías haber perdido”, le cuenta a Levent. Este corre a abrazar al chico, pero la sorpresa es mayúscula cuando descubre que no está en su cuarto. Sospecha que ha sido Melis quien le ha secuestrado y está en lo cierto.

    Hülya, que ya sabe del rapto del niño, va al encuentro de su hermana, pero por el camino se enfrenta a Asli. “Nunca perdí la memoria y sé todo lo que me hiciste mientras estaba postrada en la cama. Ahora es mi momento de vengarme”, dice a la par que la tira por las escaleras. La joven comienza a gritar. Bahadir y Yasar auxilian a la sirvienta.

    Por su parte, Levent y Meryem siguen a Hülya, pensando que les llevará hasta el niño. Tienen razón. Cuando la mujer se da cuenta de que la han estado espiando, trata de convencer a Melis para que entregue a Ömer. Cuando esta se niega, es ella misma quien libera al pequeño. Pero su buena acción no impedirá que vaya a la cárcel. En ese instante aparece la policía y detienen a ambas hermanas. “Van a pasar una larga temporada entre rejas”, comentan los agentes.

    Asli pierde al bebé que esperaba

    En el hospital, Asli recibe la terrible noticia de que ha perdido el bebé que esperaba. Histérica, grita que era su única opción de convertirse en la señora de la casa: “Este bebé era de Bahadir, lo único que me unía a él y a su fortuna”. Yasar, entendiendo que la ambición de su esposa no tiene límites, la abandona. Tras recuperarse del aborto, Ulviye la echa de la mansión: “Has traicionado a esta familia en demasiadas ocasiones”.

    Pasa un mes y Levent está muy feliz tras haber recuperado a su hijo. “Siempre quise que fueras mi papá y se cumplió mi deseo”, le dice Ömer una mañana al despertarse. Horas más tarde, el hombre celebra su anhelada boda con Meryem. Entre los invitados a la ceremonia están Cemil y Ayse, más enamorados que nunca, y, también, Mine y Dögan, que ya se han confesado lo que sienten el uno por el otro.

    Los recién casados se dan un tierno beso en los labios y después cogen a Ömer entre sus brazos. Desde ahora y para siempre, serán la familia que tanto han soñado.

    Fuente: Leer Artículo Completo