Los 15 personajes LGTB de telenovelas más influyentes

La visibilidad de personajes LGTB en la televisión a través de programas, series, películas y telenovelas es una de las grandes batallas que ha mantenido el colectivo en los últimos años. Aunque cada vez son más los personajes referentes en este ámbito, la lucha ha sido larga pues, por ejemplo, en México la censura no ha permitido ver un beso en prime time hasta el 2017.

Si tenemos que hablar de historias LGTB influyentes en las telenovelas, esta no puede faltar. La historia de Camino, una joven atormentada que queda muda tras un traumático hecho, enamoró a los fans desde el primer momento. Tras ello vive su despertar con una pintora adelantada a su época de la que se enamora. Ahora sus fans piden su spin off.

La historia que sí ha tenido su spin off ha sido la de Luisita y Amelia, nacida en la plaza de los Frutos de Amar es para siempre, esta pareja lésbica ha saltado a las plataformas digitales para convertirse en una potente historia del colectivo LGTB hoy día.

Aunque en España no tuvieron el mismo éxito, en México esta pareja adolescente tuvo un gran seguimiento, tanto que ‘Aristemo’ se convertía en TT con cada emisión y llegaron a hacer un musical y una serie que está en marcha basada en estos personajes.

Aunque la trama principal gira en torno a los padres de este personaje, pronto Álex comenzó a tener un gran protagonismo. Durante la serie se cuenta la transición de este personaje trans que se reconoce como chico tras varios años de dudas.

Pero no todos los ejemplos son tan recientes. Armando Gutiérrez, Coraima Torres y Carlos Congote interpretaron un polémico trío que se convertiría en un referente gay para muchos. Dos hombres y una mujer conformaban un atípico triángulo amoroso: los hombres compartían una relación sentimental clandestina mientras que la mujer peleaba por el amor de uno de ellos.

Esta producción chilena criticaba el machismo más puro con la familia Mercader compuesta por el patriarca, Ángel, y sus 7 hijos. Ariel se enfrentó en numerosas ocasiones a su padre pues este no aceptaba que su hijo fuera homosexual.

En la antecesora a Amar es para siempre ya hubo parejas que visibilizaron los problemas LGTB en plena dictadura. Estas fueron Ana y Teresa cuyas actrices, Marina San José y Carlota Olcina, fueron premiadas en el festival LesGaiCineMad.

La historia de amor de esta pareja merece estar en este ranking por méritos propios, y es que fue la primera pareja gay en pasar por el altar en una telenovela (¡en 2013!). Eso sí, ni siquiera tras darse el ‘sí, quiero’ pudieron besarse en los labios.

En Televisa costó varias décadas que se emitiera un apasionado beso entre una pareja LGTBI. Incluso los fans de esta pareja gay, que esperaban ansiosos su primer beso, se quedaron con las ganas por la censura a pesar de que Diego de Erice (Leonardo) confesó estar dispuesto para dar veracidad a su personaje.

Andrés Zuno y Raúl Coronado se convirtieron en piezas clave de la historia de Televisa con este beso, y es que es el primer beso gay que la cadena de San Ángel emitía, al fin, en prime time sin cortes. Estamos hablando del año 2017.

Catherine Siachoque (Grazzia, la villana de la historia) y Natasha Klauss (Sandrita) hicieron historia en las telenovelas de su país con un tórrido y polémico romance que las catapultó a la fama. Tras él, pudimos ver a Klauss interpretando a Sara en Pasión de gavilanes y a Catherine Siachoque en Sin senos no hay paraíso.

En el mundo del fútbol, el colectivo LGTBI es todavía un tabú, por lo que en esta telenovelas argentina se arriesgaron a plantearlo abiertamente. Lalo, un futbolista del club ficticio El Cristal, vivía un amor clandestino con Flaco, ocultándoselo a su mujer y sus hijos.

Aunque su propio autor la considera una sátira de las telenovelas, no hay duda que el proyecto de Manolo Caro entra dentro del género, por lo que podemos incluir a esta emblemática pareja en nuestro ranking. Con las dudas de Diego sobre si salir del armario y las de Julián por la bisexualidad de su pareja, se convirtieron pronto en la favorita del público.

La llegada de María José, el ex marido trans de Paulina, hizo que Diego y Julián cedieron el protagonismo. A pesar de la polémica que generó que un hombre cis (Paco León) interpretara a una mujer trans, no cabe duda que tanto el personaje como la interpretación del actor español marcaron huella.

Como guiño a la comunidad LGTB, para la que el personaje de Catalina Creel (la malvada de esta telenovela) ha sido un icono siempre, los guionistas añadieron un personaje gay en la trama principal de esta versión. A pesar de la época, este romántico beso levantó críticas en redes aunque fueron muchas más las muestras de cariño y admiración por la actuación de los actores.

Fuente: Leer Artículo Completo