‘Élite’: crítica de los episodios de la temporada 5 de Netflix

  • Cuándo podrás ver la temporada 5 de ‘Élite’ en Netflix
  • Todo lo que tienes que saber de la temporada 5 de ‘Élite’
  • Netflix confirma la temporada 6 de ‘Élite’

    Y así vuelve. La que posiblemente sea la mejor serie dramática de Netflix vuelve con su temporada 5. Con un par de nuevos personajes y otro misterio que diseccionar, la temporada 5 tiene todos los ingredientes que el público ha llegado a adorar en la serie española. Después de un gran bajón en su cuarta temporada, ¿podrá Élite volver a tener la calidad de antaño? Pues, basándonos en los tres primeros episodios, la cosa pinta bien.

    No es un reloj perfecto, ni mucho menos. La primera mitad del primer episodio parece pálida en comparación con Élite en su mejor momento (pensemos en la primera y tercera temporada). Tanto es así que hay serias dudas de que la serie haya pasado su fecha de caducidad. Francamente, los primeros veinte minutos son extremadamente aburridos. No sólo es difícil sumergirse en la historia, sino que uno debe preguntarse cuántas veces más podemos tener una muerte violenta de estudiantes dentro de Las Encinas. Pero a medida que se van presentando los ganchos, es difícil no engancharse al último misterio.

    ‘Élite’: crítica de la temporada 5

    Sin embargo, saltando a la primera mitad del episodio uno, Samuel, una vez más, pasa gran parte del episodio sintiendo pena por sí mismo. Sinceramente, no hay mucho que uno pueda soportar de su personaje. Aunque el actor, Itzan Escamilla, es fantástico, puede que sea hora de que el personaje sea eliminado de la serie. Lo cual, teniendo en cuenta cuántos favoritos del pasado se han ido ya, no sería demasiado exagerado. Sin embargo, Samuel no es el personaje más frustrante de la serie, ese honor recae en Ari (una vez más). Al igual que en la cuarta temporada, resulta ser la fuente de muchas molestias. Seré sincero, tanto si dura esta temporada como si dura otras tres, será una sorpresa si no es uno de los personajes a asesinar.

    Uno de los principales puntos fuertes (aunque también débiles) es la falta de personajes del pasado. Claro, se les echa de menos en la primera mitad del primer episodio. Sin embargo, si se hubiera mantenido el núcleo del reparto de la primera temporada, habría sido ridículo verlos sometidos a argumentos similares una y otra vez. Y con ello llegan los nuevos personajes Isadora e Iván. Encajan perfectamente, y aunque no sean los personajes más simpáticos, aportan cierto encanto (y niveles de drama). Iván, posiblemente el que más, ya que es probable que la serie nos mantenga en vilo hasta el final sobre si él y Patrick se acostarán. Además, la relación de Iván con su padre parece tener profundidades que la serie aún no ha explorado.

    Es campechana, es sexy y es divertida de ver. En su mayor parte, Élite cumple todos los requisitos que uno desea, y eso es lo único que importa al final. Hay un gran misterio, y esta vez no sólo nos preguntamos quién lo hizo, sino a quién le ocurrió. Es un nuevo giro ligeramente fresco.

    Regalo perfecto para los fans de Élite









    Fuente: Leer Artículo Completo