Abel está arrepentido; ‘Amar es para siempre’

QUÉ HA PASADO

• Beltrán quiere llegar hasta los Gómez a través de Abel.

• Benigna sale con Eduardo.

• Gorka intenta que Mikel deje atrás la delincuencia.

• Manolita descubre unas cintas que le envió Juan.

Gorka y Maica comprenden que necesitan a Arístegui para interpretar el libro de cuentas. Sin embargo, su mundo se les viene abajo cuando descubren que este murió hace dos noches, justo el tiempo que hace que Mikel puso el deseado ejemplar en sus manos. “¿Y si fue él quien lo mató?”, pregunta la repostera.

Después, la pareja decide reanudar la búsqueda de su hijo y logra dar con la mujer que lo adoptó. No obstante, el primer encuentro no resulta como esperaban, pues la desconocida, algo recelosa, evita darles información sobre su vástago. Más tarde, arrepentida de cómo ha actuado, les pone al día acerca de Simón.

Llega el última día de Manolín en la milicia y el joven está muy entusiasmado, aunque sabe que su marcha del barrio significará dejar de ver a su exmujer. Entretanto, Emma afronta su último examen en la Escuela de Enfermería y pronto empezará las prácticas.

Para celebrar su graduación, la joven quiere montar una gran fiesta con sus amigas. Sin embargo, su tía se encargará de ponerle lospies en el suelo. “Me prometiste que presidirías la mesa de donativos de la Cruz Roja. Tenemos que recaudar mucho dinero para los hospitales”, le recuerda Socorro. La futura enfermera no tiene más remedio que cumplir con su palabra y eso significa no poder organizar al detalle el festejo con sus compañeras. “Ya te reunirás luego con ellas, tranquila”, comenta su padre, presente en la pequeña disputa.

Marcelino no encuentra el momento indicado para contarle a su mujer que rescató la cinta de Juan Zúñiga de la basura y se la envió a Figueras. Manolita, que sabe que algo está ocultándole, no tarda en averiguar de qué se trata y se enfrenta a él.

“¿Cómo has podido mentirme? Pensé que estábamos en esto juntos y no has contado conmigo para nada”, le recrimina desolada. El hostelero se siente fatal, sobre todo al saber que el inspector ha sido hallado muerto. “Nunca debía darle esa grabación. Seguro que lo han matado para recuperarla y el culpable es Martín-Cuesta”, piensa en soledad.

Por su parte, Virginia recibe finalmente la herencia de sor Brígida. La muchacha se muestra algo abrumada, pues no sabe qué hacer con tanto dinero.

En un acto de generosidad, contempla repartirloentre los más necesitados, pero tras hablar con Benigna y Quintero acepta quedarse con una parte para poder asegurarse su futuro.

Eduardo descubre que tiene graves problemas de circulación en la sangre y de ahí sus dolores en la pierna. Los resultados son claros: es posible que tengan que amputársela, porque el oxígeno no le llega bien. “Ojalá pudiéramos haber dado con el problema mucho antes, de verdad que lo siento”, le informa Sáez de Abascal.

Socorro se encuentra con el enfermo y, al verlo decaído, intenta animarlo como puede. Al principio, el hombre se muestra incómodo con sus atenciones, pero después la invita a pasear. La amistad entre ambos empieza a transformarse en algo más intenso.

A su vez, Abel trata de que el Cesid acepte a Estefanía entre sus filas. Al no conseguirlo, intenta que sea ella misma quien quiera desvincularse de la organización sin contarle la verdad: “No sé por qué Muñoz León todavía no te ha asignado una nueva misión…”.

Ella, que ve algo raro en la actitud de su amigo, lo acorrala y el médico no tiene más remedio que confesarle arrepentido que ha estado mintiéndole y que el Cesid no quiere que sea su colaboradora.

En el despacho, Quintero procura que Fernando no descubra que él es el misterio Lennon, el amante de su exmujer Isabel.

Mientras, Beltrán ordena a Montero que no se acerque más a los Gómez, pues a partir de ese instante será él mismo quien se ocupe de vigilarlos muy de cerca.

Fuente: Leer Artículo Completo