Cuando a Enrico Caruso, condenado por acoso, le recibieron como un héroe en el Met

Noticias relacionadas

  • Plácido Domingo se retira de la Met Opera un día antes del estreno de «Macbeth»

En 1906 el tenor Enrico Caruso fue detenido por pellizcar en el trasero a una desconocida. Pasó unas horas en una celda pero ella no denunció ni se presentó al juicio y él recuperó su carrera: fue recibido como un héroe por el público de la Met Opera de Nueva York aunque el juez le había condenado.

El Met es el mismo teatro del que el tenor español Plácido Domingo ha tenido que despedirse para siempre tras 51 años de relación musical ininterrumpida ante la situación de enfrentamiento con músicos y trabajadores que vivió cuando preparaba su regreso con “Macbeth”, previsto para el 25 de septiembre.

El tenor madrileño se retiró un día antes del estreno de la obra con la que regresaba a un escenario estadounidense después de que una veintena de mujeres lo acusaran en un medio de comunicación -18 de ellas de forma anónima- de acoso sexual.

«Aunque rebato firmemente las recientes alegaciones en mi contra, y estoy preocupado por un clima en el que se condena a la gente sin el debido proceso, tras una reflexión creo que mi aparición en esta producción de “Macbeth” restará atención al duro trabajo de mis colegas sobre el escenario y detrás de él», explicaba Domingo en un comunicado.

Su decisión no era solo retirarse del montaje sino también despedirse para siempre de la que él consideraba su casa y mayor apoyo en Estados Unidos, una determinación a la que ayer se sumó su dimisión como director de Los Angeles Opera, que fundó en 2003.

«Un ultraje»

Lo que Caruso siempre consideró como «un ultraje» y la prensa «el escándalo de los monos», porque fue ante la jaula de los primates de Central Park donde se produjo el suceso, se solventó con una multa de 10 dólares.

Aunque un policía y un visitante del parque testificaron en su contra, el entonces director del Met, Alfred Densiger, consideró que no había nada «impropio» en la conducta del napolitano, al que la prensa atribuyó un «descarado gusto» por las jóvenes del país.

Caruso volvió, tal y como estaba programado, al escenario del Met, en el que, en su primera aparición tras el escándalo, cantó su papel de Rodolfo en «La Boheme» y tuvo que salir a saludar cinco veces.

La Opera de Zúrich ha anunciado hoy que mantiene su contrato con Domingo, quien se presentará allí con «Nabucco» el próximo día 13, ya que no han recibido «ningún reporte negativo» sobre él y porque se ciñen al principio de presunción de inocencia, «en el que creen firmemente».

En España, la fotografía del tenor ha desaparecido del cartel oficial de la película «Los Rodríguez y el más allá», en la que hace una intervención puntual, y cuyo estreno está previsto para el 31 de octubre.

De la «desaparición» de la imagen de Domingo en el cartel se ha percatado un periodista que ha difundido la noticia en Twitter, donde el dramaturgo y fundador de Els Joglars Albert Boadella, que ya salió en su defensa el 6 de septiembre, ha escrito un nuevo tuit de apoyo al tenor.

«Pasarán décadas ¿y qué quedará de este nuevo macartismo? Solo el artista excepcional y longevo que adoraba el género femenino. Mientras, han conseguido rematar amargamente una gran carrera», escribe.

Fuente: Leer Artículo Completo