Sohuman, la firma de moda de ‘transparencia radical’ que visten desde Marisa Paredes hasta Samantha Vallejo-Nágera

“Llevaba un tiempo trabajando en corporaciones financieras mientras veía que el planeta se destruía y las mujeres seguían teniendo esos techos de cristal. Todo eso unido a mi pasión por la moda desde la infancia terminaron por definir SOHUMAN”. El que habla es Javier Aparici, un joven valenciano que no ha cumplido los 30 años y que, después de dos y medio trabajando en la consultora Deloitte, se dio cuenta de que aquello no era lo suyo. A Javier siempre le había interesado el mundo de la moda así que, en un acto de valentía, dejó un buen puesto y regresó a su Valencia natal.

Su primer contacto con la moda llegó de la mano de Madeinterraneas, una firma de zapatos artesanales que él mismo creó y que donaba parte de lo recaudado a FEDER, la Federación Española De Enfermedades Raras. El germen de SOHUMAN estaba ahí. Un germen en el que irían irremediablemente de la mano la moda y el compromiso social. Después de aquello llegó el boom de las camisetas con mensaje orientadas al feminismo y al caso de La Manada. Modelos con algunos de los lemas del momento como “No es No” o “Yo sí te creo” se viralizaron gracias a que varios rostros conocidos como Aaron Pipper o Miguel Bernardeu, de la serie Élite, o Samantha Vallejo-Nágera salieran en sus respectivas redes sociales con las camisetas.

https://www.instagram.com/p/B5Sha0_Imx1/

A post shared by SOHUMAN (@sohumanbrand)

https://www.instagram.com/p/Bqr3lP3nHeF/

A post shared by SOHUMAN (@sohumanbrand)

“Yo estaba cenando con unos amigos cuando, de pronto, empecé a darme cuenta de que había mucha interacción tanto en Instagram como en la web. En ese momento me di cuenta de que el viaje no había hecho más que empezar”, rememora Aparici sobre aquel fenómeno.

A raíz de aquello, terminó de configurar su marca, pasó a llamarse SOHUMAN y a etiquetarse como moda de “transparencia radical”. Un concepto revolucionario en el que el cliente puede ver perfectamente desglosado cuánto cuesta cada parte del proceso de la prenda que compra, qué se destina a la producción y cuánto obtiene el propio Javier. Además, Aparici se esfuerza por encontrar fábricas en las que sus trabajadores tengan un sueldo digno, españolas y con materiales ecológicos o sostenibles.

¿Es rentable una marca así? Es la primera duda que nos asalta y se la lanzamos al fundador de SOHUMAN: “Es mucho menos rentable que los procesos convencionales de creación en lo que a estados financieros se refiere, pero es mucho más enriquecedor respecto a conciencia y espíritu.La satisfacción de salir del taller pensando que dos clientas se han emocionado al ver mis creaciones no me la dan más ceros en mi cuenta, de ser así habría seguido en banca de inversión o consultoría estratégica. De hecho, cuando dejé mi puesto en Deloitte todo el mundo me decía que era un gran error abandonar una posición de responsabilidad para dedicarme a diseñar. Pasados casi dos años sufro menos, sonrió más y vivo mejor”, afirma con contundencia Javier.

Camiseta SOHUMAN

Desde luego que aquellos que auguraron una mala decisión por aquel entonces se equivocaron pues hoy SOHUMAN cuenta con una tienda en Madrid, en la calle Argensola; está a punto de abrir otra en el exclusivo barrio de Salamanca y sigue adelante, a pesar de la crisis, con el objetivo de abrir en Barcelona y Valencia.

Cuenta con embajadoras de excepción. Rossy de Palma y su hija acudieron a uno de sus desfiles en Madrid y recientemente veíamos a Marisa Paredes en el homenaje que la 2 de TVE le dedicaba a Pedro Almodóvar, vestida de SOHUMAN. Marisa es, según nos reconoce Javier, una de sus musas más queridas: “Marisa es la persona a la que puedo transmitirle mis inquietudes, ambiciones y compartir juntos el bien más preciado que tenemos, el tiempo. ¿Hay algo mejor que tener una musa que además es un alma gemela? Eso es Marisa para mí”.

SOHUMAN

Marisa Paredes representa a esa mujer de mujeres, “fuerte, valiente y sofisticada” para las que Javier Aparici diseña. Su mayor referente e inspiración es su madre, Lola. Una mujer de familia humilde hecha a sí misma y para Javier, “la única mujer del mundo”. Este joven diseñador parece haber heredado de su madre la fortaleza y la capacidad de trabajo pues, en pleno confinamiento, sacó adelante su primera colección de prêt-à-couture que acabó abriendo la Semana de la Moda de Londres. “Esta colección la bauticé como Renaître.

"Está compuesta por colores primarios, escala de blancos y negros, volumen, combinación de tejidos, sofisticación y, sobre todo, empoderamiento”, nos explica Javier quien también nos cuenta que el proceso hasta llegar a presentar la colección en una semanas de la moda más importantes ha sido muy enriquecedor: “Con mirada de león y paso de ratón apostamos por la London Fashion Week, mantuvimos diversas reuniones con el Brithis Fashion Council, estudiaron al detalle mis bocetos y los tejidos y un 18 de agosto recibí la llamada. Nos confirmaron y felicitaron por la propuesta que quería presentar y destacaron nuestra capacidad de sacrifico para realizar una colección tan elaborada en época de confinamiento. Evidentemente ha habido un antes y después de Londres, en cuanto a ventas, interacción en redes y web y pedidos de costura”, confiesa.

Para Javier la moda es una herramienta de comunicación que te ayuda a contar quién eres y cómo eres, “una moda sin valores no es moda”. De hecho, asegura, sus clientas llegan por el diseño y se fidelizan por sus valores.Cree que la forma de consumir moda no va a ser la misma: “Lo percibo en mis clientas cuando vienen a la tienda o estamos en el taller en la prueba de vestido, tienen muchas inquietudes más allá del diseño, quieren una producción nacional, de piezas únicas y algo atemporales”.

SOHUMAN está decidido a encabezar esta nueva forma de hacer y consumir moda, y prepara ya su nueva colección que presentará el próximo mes de febrero en Londres.

Fuente: Leer Artículo Completo