Retrato oficial de la familia real de Mónaco: Charlène y la pequeña Gabriella vestidas de Dior

Mientras que en el resto de familias reales europeas hay que esperar a algún acontecimiento especial, como por ejemplo las navidades, para ver un posado oficial en Mónaco son bastante más proclives a compartir con el público imágenes del príncipe Alberto junto a su familia de manera más habitual y sin motivo aparente. Eso explica que en pleno enero y sin ninguna fecha señalada a la vista se haya publicado un nuevo retrato oficial. Estas fotografías son en realidad una manera de recibir ingresos pues se ponen a la venta en las tiendas del Principado y lo recaudado se invierte después en obras benéficas. También son una manera de acercar la familia real al público general y en cada una de ellas descubrimos siempre interesantes detalles de estilo tanto de la princesa Charlène como de sus hijos que siempre suelen acompañar a sus padres en estas fotografías.

En esta imagen, que fue tomada en el palacio de Roc Agel, vemos a Charlène con un espectacular look firmado por Dior. Un mono blanco de manga larga y corte palazzo con el hombro marco y la manga ligeramente abullonada en el puño. Lo combina con zapatos blancos y con un original collar rígido de perlas. Charlène que posa sentada en una silla y cogida de las manos de sus pequeños, lleva un maquillaje natural con las mejillas sonrosadas y un sutil delineador de color azul. El motivo por el que no luce su radical corte de pelo aquí no es por ningún postizo o peinado para disimular el rapado lateral sino que esta imagen habría sido tomada en el mes de noviembre, casi un mes antes de su cambio de look.

A su derecha y a su izquierda están sus hijos, los mellizos. El pequeño Jacques lleva un conjunto casi idéntico al de su padre con traje de chaqueta azulón y corbata y camisa en azul claro. Mientras que su hermana, la princesa Gabriella se posiciona del lado de su madre, no tanto en el estilo sino en la marca elegida. La falda de tul rosa y las merceditas a juego con purpurina son, al igual que el mono de su madre, de Dior.


El look de la pequeña, que ya solo estas dos piezas casi suman 1.000 euros, se completa con un jersey y una chaqueta de cuadros vichy en rosa y blanco.

En Navidad, la familia compartió el tradicional posado navideño y, antes de eso, en el Día Nacional de Mónaco. Para ambas ocasiones, Charlène de Mónaco ha optado por conjuntos de estilo clásico y, al mismo tiempo, de alta moda con diseños que estilizan su figura y que le dan ese aire entre sofisticado y chic que es ya marca de la casa Grimaldi y que le habrían posicionado como una de las ‘royals’ que más dinero ha gastado en su armario.

Fuente: Leer Artículo Completo