Pendientes con logo, la tendencia en joyas en la que invertir

La logomanía lleva en su punto álgido varias temporadas. A pesar del carácter maximalista de esta tendencia, tal y como han demostrado algunas de las pasarelas más recientes, todo apunta a que no hay planes de deshacerse de los logos más evidentes y optar por el minimalismo de nuevo. Sin ir más lejos, el hackeo creativo de Alessandro Michele a Demna Gvasalia ponía sobre la pasarela de esta temporada prendas repletas de dos de los logos más alzados del panorama. Fendi y Versace (tanto en Fendace como por separado), Chanel o Dior no se quedan atrás, conociendo y reivindicando el poder de sus reconocibles logos.

Los artículos más vendidos del momento de grandes firmas de lujo suelen tener algo en común y es que el logo de la casa en cuestión suele estar más que presente. Especialmente en la primera inversión en lujo es habitual o bien buscar uno de los accesorios más icónicos de las firmas o bien rendirse ante la logomanía. Uno de los mejores ejemplos de ello son los pendientes con logo, un accesorio que no falta sobre las pasarelas, en el street style ni en los looks de las celebrities.

El ejemplo más reciente de ello ha llegado de la mano de Dua Lipa, quien ha optado por unos pendientes de Balenciaga en versión XXL con la doble B característica de la firma como absoluta protagonista. Antes que la cantante británica, ya hemos visto a otros conocidos rostros con pendientes del mismo estilo, como a Rosalía luciendo los symbole de Prada o a Chiara Ferragni las apetecibles versiones de Dior.

https://www.instagram.com/p/CWJrHWDsqjP

A post shared by DUA LIPA (@dualipa)

Pendientes con logo en el ‘street style’

Sobre el asfalto también triunfan los pendientes con logo, especialmente los firmados por Louis Vuitton o Chanel. Debido a su carácter maximalista en la mayoría de ocasiones, es preferible evitar collares estridentes y optar por peinados recogidos.






Seis pendientes con logo en los que invertir esta temporada:

Comprar

Comprar

Comprar

Comprar

Comprar

Comprar




Fuente: Leer Artículo Completo