Pantalones de lino: la prenda más ligera de la temporada

Existen tejidos que se coronan como los imprescindibles de cada temporada. Si bien algunos como el pelo y la piel son los más aptos para los días en los que las temperaturas alcanzan sus grados más gélidos, otros como la seda o el lino son los mejores acompañantes en los meses estivales.

El calor se apodera del asfalto y evitar el sol es una de las tareas más complicadas al salir a la calle. Por eso nuestros armarios reclaman una variedad de colores y tejidos que se adapten a la perfección a las necesidades que cada estación reclama. Y si ahora en pleno epicentro primaveral ya estamos cambiando el armario para dar la bienvenida al verano y la seda invade nuestros vestidos, el lino es el tejido que predomina en nuestros pantalones.

Así lo ha confirmado el street-style más visto en las consultoras de moda. Los outfits de las que más saben ya están llenando sus puestas en escena con este tejido como el estrella de las prendas inferiores de sus looks. Porque el lino es el material más ligero y fresco y se lleva en una infinidad de siluetas diferentes de pantalón: desde largos y sueltos, hasta los culottes e incluso las bermudas. Y su posibilidad de combinación, además, es tan versátil como funcional: con camisetas básicas, blusas holgadas, blazers o incluso con un bra top. Puedes llevarlo como tú prefieras.

Este tejido es una fibra natural que contiene una gran cantidad de características que cautivan tanto a primera vista como por tu tacto. Además, el lino cuantas más veces se lava, más suave se hace. Su tacto es frío, apenas se siente sobre la piel y es muy resistente al calor. ¿Puede ser mejor? Pues espera a ver cómo lo llevan las influencers y referentes de moda actuales.

A continuación recopilamos algunos looks con pantalones de lino en los que puedes inspirar los tuyos. También te proponemos algunas siluetas de firmas de moda que ya incorporan este tejido entre sus propuestas para ser tu aliado del verano. Si todavía no tienes tus pantalones de lino en el armario, echa un vistazo, escoge el largo que prefieras y comienza a disfrutar de tus días sin que la ropa sea la culpable del calor.


¡Lo quiero!

¡La quiero!

¡Los quiero!

¡Las quiero!

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo