Mietis, la firma sostenible que adora Blanca Miró

Mietis nació en 2017 del sueño de una joven apasionada del mundo de la moda que se fue a estudiar a Milán para recibir la mejor formación en la materia. Su fundadora, María Fontanellas, puede decir que ha cumplido sus propósitos profesionales, pero eso no hace que sus ganas de seguir creando se desvanezcan. Tenaz y con capacidad de superación, además de mucha visión, Fontanellas se ha encontrado con el reto del coronavirus cuando su proyecto aún es joven. La parálisis y el letargo en el que cayó el mundo durante los meses de cuarentena no impidieron que dejara de lado su proyecto; tampoco dejó de pensar en ideas nuevas y en seguir avanzando. Eso sí, los ritmos han cambiado y, por el camino, ha tenido que replantearse la dirección a seguir.

Pero empecemos por el principio, Mietis está enmarcada en el lujo sostenible y asequible, se centra en las prendas de cuero -material del que la familia de María es experta desde 1954– y el color. “Mi padre es curtidor y desde hace muchos años trabaja para marcas de lujo. Cuando volví de Italia quería hacer una marca con diseño y contemporánea, pero también especializada en el tema de la piel”. Y lo ha hecho de maravilla; sus diseños de lujo aúnan calidad con una estética innovadora, llena de formas geométricas y volúmenes inesperados, que además inundan de color incluso el estilismo más aburrido. Que estén reconocidos por especialistas en pieles es sin duda el valor añadido de la marca, que también confiere un carácter especial a todos sus productos. Desde chaquetas, hasta bolsos, pasando por pequeños accesorios de cuero e incluso faldas o tops: todo es artesanal.

Profesionales de la industria como Blanca Miró supieron ver el potencial de la creación de Fontanellas desde el principio. “A Blanca la conocimos ya en el primer desfile que hicimos en 080. Ella ha apoyado la marca desde el principio, algo que creo que también tiene que ver con que su estética y su gusto, muy afines a Mietis”. La diseñadora y consultora de moda, además de ser todo un referente en la industria – por lo que su aval es símbolo de buen gusto -, también se dedica a dar a conocer firmas como la de Fontanellas antes incluso de que estén en el radar más público a través de su plataforma Vasquiat.

https://www.instagram.com/p/CExEhk_DXyQ/

Psycho green water in the greens tasting sweet 🌳🍡

A post shared byBlanca Miró Scrimieri (@blancamiro) on

Vender en el portal también significa sostenibilidad, "porque puedes poner los productos antes de que salgan a la venta y en función de la demanda fábricas", explica María Fontanellas. La ecología no es una asignatura pendiente para Mietis, desde el principio ha sido una firma muy concienciada con el medioambiente y eso se refleja en su forma de presentarse al público. "Por el tema de la sostenibilidad no hacemos estaciones. Queremos que todos los productos tengan una vida más larga. En seis meses nuestras prendas no estan obsoletas". Además, al producir en función de la demanda, el riesgo de que deje de estar de moda es menor, aunque es algo sobre lo que los productores al principio siempre se muestran reticentes, tal y como explica María.

Su mejor escaparate, mucho más allá de la experiencia online o en redes, es Espai Mietis: un estudio creado con la intención de tener una experiencia increíble junto al cliente. La idea de crearlo nace en 2019 (un año de emociones fuertes para la enseña), cuando, después de lanzar la colección de bolsos que llevaba gestándose más de un año, María decide cruzar el charco y presentarlos en un pop-up en Los Ángeles gracias a una colaboración con una tienda de origen francés.

El diseño de las piezas está realizado con intenciones muy especiales: “todos tienen una estructura y una forma muy peculiar. Nos basamos en el producto industrial e intenté alejarme todo lo posible del típico bolso cuadrado”. Y vaya si lo consiguió. En Espai Mietis se pueden ver estos bolsos, además de descubrir una experiencia completamente diferente. Se ha convertido en un lugar en el que exponer un arte diferente al de sus piezas. “Reflejar la estética de la marca y nutrir al cliente con experiencias dadas por otros artistas que tengan afinidad con la marca”, explica que fue la intención a la hora de crearlo.

“Terminamos la tienda justo antes de la pandemia y teníamos una presentación de una revista que es de Barcelona y quería hacer su evento en la tienda; era muy chulo después de hacer la inauguración, pero se ha quedado parado. Cuando mejore podemos retomarlo”, confiesa María sobre el momento de parón que le está tocando vivir. Aún así, eso no le ha frenado para poder llevar a cabo sus ideas. Una de las últimas colaboraciones del estudio tuvo lugar a mediados de octubre y se convirtió en todo un evento del mundo de la belleza; ¿la marca responsable?, Mumona Cosmetics.


Situada en Barcelona, Fontanellas explica: “queríamos que estuviera cerca del arte y que tuviera un sentido”; pero es que además, la tienda también ofrece un trato personalizado con el cliente. “Le ofrecemos al cliente la posibilidad de escoger cualquier modelo de chaqueta de los que están en la tienda y que elija la combinación de colores a su gusto -siempre en base a la estética Mietis- e incluso añadir algún bordado o alguna costura. Quería aprovechar la accesibilidad a la piel que tengo para dar una oportunidad única”. Las posibilidades son tan amplias que se puede escoger un modelo que no se encuentre online en el momento y encargarlo expresamente.

Además, le encantaría poder ampliar ampliar y extrapolar esa capacidad al resto de productos, como sus bolsos. El favorito de Blanca Miró -como muestran las imágenes que sube a Instagram- es el Blossom Pink. El de María Fontanellas, el Tatito, uno que además lo es también de una gran cantidad de clientes, puesto que se trata del actual best seller. Si Rihanna quisiera llevar uno, María estaría encantada. Piezas atrevidas, sin duda, que también se pueden integrar en el día a día. Hacerse con un artículo con el sello Mietis es toda una declaración de intenciones.

Fuente: Leer Artículo Completo