María Pombo agota este minivestido de Zara que ha llevado al cumpleaños de su hermana

El estilo de María Pombo es sencillo. Siempre apuesta por prendas boho, petos, vaqueros o vestidos sin muchas estridencias. Incluso para las bodas: para la de su hermana llevó un discreto vestido que solo adornó con una diadema de Zara. Y aunque es verdad que los accesorios son siempre su punto más fashion (estos pendientes de Zara no tardaron en agotarse después de que ella los llevara), a veces ni siquiera se los pone. La prueba la tenemos en su último look. Ha sido anoche, para el 30 cumpleaños de su hermana Lucía. María Pombo eligió un minivestido drapeado de Zara que solo acompañó con unas botas altas de piel y su característica melena larga suelta. Sencillo, pero tan efectivo que el vestdo de la firma de Inditex ya se ha agotado. Una pena, era la prenda perfecta para un fondo de armario para estas fiestas.

El vestido de Zara que eligió María para el cumpleaños de su hermana es corto, de gasa, con las mangas en volumen a la altura de los hombros, escote en forma de V y todo el cuerpo drapeado. Un pequeño volante adorna el bajo del vestido. Todo en un estampado en blanco y negro sencillo, sí, pero que lo hace más especial que si fuera el clásico little black dress. Todo esto lo convierte en el perfecto vestido para estas semanas de celebraciones, porque te lo puedes poner las 24 horas del día, tanto para ir a trabajar como para una cena a la que tengas que ir sin pasar por casa.

Pero siempre hay alguna mala noticia cuando hablamos de la conbinación de vestido de Zara e influencers y es que este vestido está ya agotado. Cuesta 39,95 euros y había desde la talla XS hasta la XXL. Pues bien, solo quedan unidades de esta última. Aunque siempre hay algo positivo y es que las tallas grandes están de enhorabuena porque lo habitual es que se agoten las primeras.

Y como decíamos, María no es de grandes adornos y ni pendientes ni collares: además de un colgante para el móvil de la firma Chäi Madrid, solo adornó su look con un accesorio, unas botas altas de piel de Mango. Un calzado que, casualmente, llevó también su amiga María Fernández-Rubíes, otra de las invitadas a la fiesta.

Las botas están agotadas también y es que todo lo que se ponen estas chicas no tarda en desaperecer de las tiendas. ¿Qué será lo próximo?

Fuente: Leer Artículo Completo