Los mejores vestidos minimalistas para lucir en verano

Las mangas abullonadas, los cinturones, el volumen, el cut-out o los volantes. Las tendencias que llevan temporadas acompañándonos pueden resultar, a primera vista, elementos extravagantes que no hacen más que adornar nuestros atuendos para llenarlos de ornamentación y detalles. Pero si bien los amantes de la excentricidad adoran añadir todos estos ingredientes de estilo en un mismo look, los predilectos de lo minimal apuestan por diversificar su puesta en escena e ir incluyéndolos por píldoras en sus atuendos. Porque los detalles, efectivamente, pueden ser también parte de lo minimal. A veces, incluso, pasan desapercibidos.

Estos toques de estilo son los que de manera definitiva añaden un plus distintivo a cualquier outfit. Entre un diseño completamente liso y uno que viste un detalle, el segundo tiene siempre las cartas ganadoras. Y si en invierno las capas y superposiciones son la apuesta triunfante, en la llegada de la época estival las corrientes de moda dictan que, una vez más, el “menos es más“.

Pero este eterno lema se reinventa una vez más y nos demuestra que incluso es ese twist diferenciador el que puede conseguir que una sola pieza, aparententemente sencilla, logre aumentar niveles en la escala de deseos. Un vestido de manga abullonada, uno asimétrico, uno con cinturón o uno de un tejido cautivador y sensual, como la seda. Lo dicen todo, sin tener apenas más que un solo elemento destacable. ¿No es acaso el atractivo el mayor reclamo de belleza?

Comenzados mayo y adentrados ya en la primavera, las firmas de moda despliegan sus propuestas en los catálogos de venta y nos muestran cuáles van a ser los próximos diseños que más veremos en las calles. En esta temporada se antojan prendas ligeras de una sola pieza que eviten confusión a la hora de escoger combinaciones y que resulten lo más cómodas posibles. La traducción de esto está clara: los vestidos minimal. Añadas el complemento o el calzado que añadas a esta tendencia, siempre funciona.

Tan solo tienes que escoger tu color preferido, la silueta que más te favorece y apostar por ese diseño como un lienzo en blanco sobre el que proyectar el resto de elementos. Te proponemos a continuación cinco diseños diferentes con los que podrás jugar a combinar y a crear looks diferentes según el resto de piezas que les añadas. ¿Con cuál te quedas?

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo