Los mejores 50 videoclips de la historia de la música

  • Las 20 portadas (de discos) que marcaron un antes y un después
  • Historia de la música (y del maquillaje) en 10 momentos clave

«Tener algo que decir, y decirlo» –apuntó Oscar Wilde por toda máxima a la hora de crear y desarrollar o dar vida a cualquier tipo de idea. Tan valiosa sentencia lo mismo cabe en la prosa que en el arte del videoclip: tres o cuatro minutos que se necesitan para narrar una historia, para ejercer publicidad encubierta y además salirse con el aplauso rotundo y unánime de la crítica y el público, con eso tan difícil y vago que es el estilo propio del autor (más aún en una sociedad donde prima la saturación de imágenes y, en definitiva, el exceso de información).

Claro que como para Wilde en la literatura también hay trucos, el K.I.S.S. por ejemplo. El acrónimo se lo debemos a Kelly Johnson, ingeniero norteamericano de aviación, y venía a decir que cuanto más simple mejor: Keep It Simple Stupid (hay versiones que añaden una coma antes del estúpido final, pero en realidad, la versión primigenia no la incluía). Sucedió que durante la década de los 70 este axioma se popularizó –¿cuánto le debe el minimalismo?– y llegó hasta los días del videoclip. Una idea que llegó con fuerza, se popularizó y enganchó al público; en definitiva, una idea potente y bien desarrollada es todo cuanto se necesita para obtener un buen videoclip.

No obstante, esa idea se debe desarrollar. Es fundamental que en ella aparezcan imágenes limpias y mensajes claros y concisos –parece que el tándem ha funcionado mejor de lo que muchas personas pensaban– pues muchos de los vídeos en la lista comparten este adn, pero en las antípodas de la simpleza también cabe el barroquismo más exagerado: vídeos abigarrados, que exudan estética. Cierto que no están todos los que son, pero sí son todos los que están. La música levanta pasiones (e incluso a veces genera fervores), por eso vaya por delante el perdón si alguna obra maestra del audiovisual en formato promoción musical se ha quedado en el tintero. Repetimos que, al menos, son todos los que están.

Cantante: M.I.A.

Director: Romain Gavras

¿Por qué?: la carga de violencia contra los pelirrojos es un argumento de lo más disparatado. Una argucia, la de Romain Gavras, que no se entiende de no ser por la envidia que genera la cabellera más simpática de cuantas pueblan la faz de la Tierra.

Cantante: Michael Jackson

Director: Spike Lee

¿Por qué?: puso a sonar a toda una favela cambiando un día de miseria y futuro aciago por un rodaje convertido en fiesta. Y de paso, situó una alarma social en la agenda del show bizz. Jamás le lloraremos bastante.

Cantante: Pearl Jan

Director: Mark Pellington

¿Por qué?: el video rodó por la MTV como una peonza. De hecho –y visto con la perspectiva que da el tiempo– el clip que rodó Mark Pellington para la banda de rock de Seattle les ayudó, y mucho, a darse a conocer. La historia es desgarradora pero la realidad siempre supera la ficción. De hecho fue una noticia real, del periódico, lo que inspiró a Eddie Vedder a componer la letra de Jeremy. Sin Spoilers. De obligado visionado (al menos, así lo era en 1992).

Grupo: Beastie Boys

Director: Spike Jonze

¿Por qué?: su nombre es uno de los más repetidos en esta galería (espera y verás): Spike Jonze, el director de videoclips más famoso (y también más original) de cuantos se hayan abocado al menester del rodaje musical. A los Beastie Boys los convirtió en una banda de cops de incógnito con pantalón de raya bien planchada, bigotón y pelo de casquete como el del Ken, al estilo Charles Bronson. Y esas refriegas policiacas y setenteras molan. Siempre.

Grupo: The Cure

Director: Tim Pope

¿Por qué?: hay una piña en el fondo del mar, además de un armario con la banda The Cure dentro. Una vuelta de tuerca –en clave gótica y ritmo pegadizo– al cuento de la Sirenita.

Grupo: Blur

Director: Jonathan Glazer

¿Por qué?: si hay que imitar a alguien mejor emular al director más fino, elegante y preciso en cuestiones estéticas: Stanley Kubrick. The Universal de Blur es una revisión a las escenas míticas de La Naranja Mecánica (con un guiño a 2001: Odisea en el espacio en el inicio del audiovisual).

Cantante: Madonna

Director: Jean-Baptiste Mondino

¿Por qué?: Mondino es, fue y será (pero por secuela seculorum) el oráculo del gusto impecable. En sus manos todo es posible; y además, fino y elegante, como ningún otro fotógrafo o director artístico llegará ni a rozar. Con la «blonde ambition» ha trabajado en repetidas ocasiones pero capítulo aparte merecen las dos menciones de la lista. La primera es esta: Justify My Love, un catálogo de parafilias sexuales (de las más conocidas y populares) en blanco y negro. Mordiscos, tocamientos y jadeos con agradecidos planos de Tony Ward, quien por aquel entonces era su novio. Si de algo puede presumir Madonna es de no estar precisamente boba.

Grupo: Daft Punk

Director: Spike Jonze

¿Por qué?: Spike Jonze llevaba ya algunos años rodando vídeos para bandas y cantantes de postín (Björk o Beastie Boys, ambos están en esta lista) cuando llegó a las pantallas la historia de Charles, esta criatura con cuerpo de humano –pierna fastidiada y muleta incluida– y cara de perro (sic) que se pasea por las calles de Nueva York con un transistor. Pegado a él, tanto como para dejar pasar una cita porque está prohibido subirlo al bus. Y ya está, no hay que buscar lecturas veladas ni intrincados argumentos; o al menos así lo sentenció Thomas Bangalter, el 50% de Daft Punk. Punto.

Cantante: Kanye West

Director: Takashi Murakami

¿Por qué?: el video de Good Morning, un tema incluido en su tercer álbum –Graduationdaba vida mediante la animación a todos los dibujitos que había creado el artista japonés para el disco de West. De nuevo el osito, una mascota recurrente en la imaginería de West, cobra vida en Universal City. Gustarán o no de estos raperos de nuevo cuño, ricos indolentes y ególatras de manual, pero han conseguido asentarse en el trono de la música actual y son verdaderos reyes. Tanto, que no hay ni quien les chiste.

Cantante: Janet Jackson

Director: Dominic Sena

¿Por qué?: posiblemente sean los «quince minutos de gloria» de la hermanísima. Y porque este video de estética militar postapocalíptica estriba a medio camino entre el Express Yorself que David Fincher le rodó a Madonna ese mismo año (1989) y cualquier de las coreografías del propio Michael. Una prueba más de que hubo vida –y mucha– antes del Alejandro de Steven Klein para Lady Gaga; que las comparsas marciales en fábricas abandonadas no han llegado por ensalmo.

Cantante: David Bowie

Director: Floria Sigismondi

¿Por qué?: David Bowie, Tilda Swinton, Saskia de Bauwn y Andreja Pejic juntos y revueltos en un videoclip inspirado en la clase media norteamericana es mucha tralla para solo 4 minutos.

Grupo: The Fugees

Director: Aswad Ayinde

¿Por qué?: todo el contenido del video, con los guiños a Roberta Flack (melenón afro incluido) fueron idea de Laryn Hill. La versión de The Fugees de este clásico del rhythm and blues llegó y arrasó. ¡Cuánto se te echa de menos, Lauryn! ¡Y cuánto agradecerían tu consejo en la segunda temporada de The Getdown!

Grupo: Red Hot Chilli Peppers

Director: Tony Kaye

¿Por qué?: el director de American History X tomó el tema y a los Red Hot Chilli Peppers y los hizo dar un amplio repaso a la historia del rock. A tal efecto, la banda de California mutan en legendarios iconos: Elvis, Jimmy Hendrix, Bowie, etc. Y finalmente ellos. Puede que sea algo osado, pero así está la cosa.

Grupo: The Beatles

¿Por qué?: aún se les ve como lo que fueron: la banda más famosa –y relevante– de todos los tiempos. Juntos, con ese aire hippie que gastaban al final de su carrera juntos al son de uno de sus temas más pegadizos. Los beatles por la calle, en East End o Chelsea. Nada más. Nada menos.

Cantante: Chris Isaak

Director: Herb Ritts

¿Por qué?: son palabras mayores. Cuando el genio de la fotografía Herb Ritts empuña una cámara solo puede dejar un material excelente. Et voilà, Helena Christensen en blanco y negro corriendo desnuda y mojada por una playa, material lúbrico para un Chirs Isaak que pide como una plañidera no volverse a enamorar. Aunque Ritts –maestro de la anatomía a golpe de click– trabajó para Madonna en el vídeo Cherish o para Michael Jackson en el de Into The Closet, con estas escenas forjó un recurso que ha sido imitado (y también mal copiado) hasta la saciedad.

Grupo: The Chemical Brothers

Director: Michael Gondry

¿Por qué?: es uno de los vídeos más celebrados (si no el más) de la banda electrónica de Manchester. Lo que cuenta esta pieza musical es irrelevante, pues las idas y venidas de la chica en cuestión no levantan pasiones. Lo que sí las levanta en cambio es el despliegue de ángulos en que se deshace cada plano, como un abanico que se abre jugando a la profundidad de campo. Un detalle: en su mesita de noche, Harper’s Bazaar. La chica mola.

Grupo: Blondie

Director: Stanley Dorfman

¿Por qué?: el audiovisual arranca con planos de NYC. En la pista, Blondie en acción; y ella, la bellísima Debbie Harry vestida por Stephen Sprouse. Labios rojos, melena bob y unos ojos de gata nunca antes vistos –ni nunca después. Ah! y la localización no es el Studio 54 aunque aparezcan imágenes de la mítica discoteca en la introducción.

Cantante: Björk

Director: Bill Cunningham

¿Por qué?: entre el selecto ramillete de cools irredentos están ellos (y con mención): Björk y Bill Cunningham. Otros como Aphex Twin, con el que también ha trabajado Bill en repetidas ocasiones, completan la pléyade de popes de la excentricidad creativa. Pero esta pestaña les pertenece por derecho a la primera pareja de artistas: Björk y Bill. El amor entre dos máquinas del video All Is Full Of Love ganó cuantos premios se le pusieron por delante, y es que no es para menos: un audiovisual pulido, aséptico, y a la vez ardiente y pasional. Una maravilla, vaya.

Grupo: Blur

Director: Pedro Romhanyi

¿Por qué?: el tema daba nombre al tercer álbum de la banda británica, y el video –como el disco– no desmereció. Escenas de una vida típicamente inglesa con el coche de camino al trabajo, sándwiches y café de termo, para mostrar un retrato lo más ácido posible. Casi un cuarto de siglo después, sigue teniendo gracia ver a Phil Daniels y Damon Albarn en la piel de dos comerciales.

Cantante: Jamiroquai

Director: Jonathan Glazer

¿Por qué?: no todo el mundo tiene la suerte de vivir un cambio de siglo, e incluso de milenio, estando profesionalmente en lo más alto de la cresta de la ola. Jamiroquai sí. Por eso el vídeo de Virtual Insanity cristalizó su éxito y su momento. Mucho ambiente de lo que se imaginaba que iba a ser el futuro, con habitaciones cambiantes de gravitación cero.

Grupo: Coldplay

Director: Mat Whitecross

¿Por qué?: solo transcurrieron dos días entre el rodaje y el lanzamiento. Porque el vídeo sólo tiene eso: a los componentes de la banda disfrazados de «hombre orquesta» tocando el tema delante de sus fans. Bueno, eso y una lluvia de papelitos de colores (algo que ya va camino de ser un latiguillo en el universo Coldplay, pero bueno). El resumen es que habiendo tan poco en la pantalla se genera una enorme buena onda. Dale al play y verás como sí.

Cantante: Björk

Director: Spike Jonze

¿Por qué?: cámaras con grúa y coreografías bien estudiadas para un videoclip que bebe del género musical. Derroche cromático y arranques vocales con el sello Björk, que para eso fue, es y será la reina de la excentricidad y el paladín de la vanguardia culta.

Grupo: A-há

Director: Steve Barron

¿Por qué?: la canción es leyenda de la música pop; sanctasanctórum del pop con sintetizadores. También de la animación. Y el tiempo, que a veces no da la perspectiva perspectiva exacta, lo hace ver con cierto paternalismo, pero en su día aquello fue «el no va más «.

Grupo: Nirvana

Director: Samuel Bayer

¿Por qué?: el grunge fue (o es) esto, tal cual. Una convención en un instituto que acaba en una revuelta sin más explicación. Hastío, hartazgo, sentimientos aciagos que mueven a una generación, aka el grunge. Pero tenía que estar.

Cantante: David Bowie

Director: Mick Rock

¿Por qué?: siempre fue un genio avant la lettre. Sólo un dato: 1973. Ahora un nuevo visionado del clip y la sentencia se confirma.

Cantante: Britney Spears

Director: Nigel Dick

¿Por qué?: cómo sería el guión de Lolita si en vez de Nabokov lo hubieran pensado en la factoría Disney. Ea, el pasillo con taquillas, la cancha de basket con parqué y el odioso uniforme. Qué escapada en coche ni qué Humbert Humbert, una buena coreografía -trenzas mediante– y un bustier con pantalones de chándal. Da igual lo que en adelante pase con ella, Britney siempre será aquella «prometedora Lolita».

Grupo: Metallica

Director: Jonas Akerlund

¿Por qué?: es más un cortometraje que un videoclip para una banda de música. La actriz porno Ginger Lynn Allen se convierte en una madre desesperada por sacar adelante a su hijo, del pole dance a la prostitución. Con mucho gusto estético, el video narraba una desgarradora historia con todo el sabor de los 80 en Los Ángeles.

Cantante: Janet Jackson y Michael Jackson

Director: Mark Romanek

¿Por qué?: desde 1982 no había trabajado juntos y se despacharon a gusto la una y el otro con Scream. Un absoluto placer para los ojos en los casi 5 minutos que dura el video. Irrepetible. Único.Obra maestra. Cualquier adjetivo, por grandilocuente que sea, le cabe y se le ajusta.

Cantante: Eminem

Director: Phillip Atwell

¿Por qué?: Eminem se dio a conocer con el álbum The Slim Shady, y el rapero blanco entró en tromba. Cada tema de su primer disco subió hasta la estratosfera en los rankings musicales de 1999, pero para My Name Is orquestó un videoclip que aún es divertido a día de hoy (aunque no sea más que Eminem en la piel de mil y un personajes televisivos y haciendo las veces de Bill Clinton, el otrora presidente de los Estados Unidos).

Cantante: Madonna

Director: Jean-Baptsite Mondino

¿Por qué?: y esta la segunda mención entre el director francés y la reina del pop. Porque se mezclaron ideas de Mondino y otras de Madonna; quizás la leyenda negra diga y cuente que hubieron palabras más altas que las otras tratando de imponer criterio, pero lo cierto es que el video es impecable. Estética s&m, un emplazamiento en blanco nuclear y un deseo de sensualidad irrefrenable. Madonna en estado puro. Alto voltaje.

Cantante: Elvis

Director: No hay, porque forma parte del directo

¿Por qué?: a todo aquel que presuma de republicano y de escéptico: un play y comulgará con que Elvis es «el Rey».

Grupo: These New Puritans

Director: Saam Farahmand

¿Por qué?: jamás dio tanto repelús ver de cerca la piel humana. Un chorro de aire a presión y una cámara lente frente a un cuerpo iluminado por una lámpara pendular es con cuanto cuenta este videoclip. Y el resultado es inmejorable (la canción ayuda, claro).

Cantante: Michael Jackson

Director: Martin Scorsese

¿Por qué?: sólo con Michael Jackson hubiera habido material de sobra para glosar esta galería pero en la variedad está el gusto. En concreto este video duró 18 minutos y lo dirigió Martin Scorsese. Para qué decir más.

Grupo: Joy Division

¿Por qué?: no es más que un simple ensayo de la banda de Ian Curtis. Y tenía que estar.

Cantante: Natalie Imbruglia

Director: Alison Mclean

¿Por qué?: todo el videoclip es una cámara fija frente a la habitación de un apartamento (que en verdad no lo es, se ve al final. Perdón por el spoiler) y en el centro Natalie Imbruglia. Gente que va y gente que viene, un novio –guapo, por cierto– que le da un beso. Como le pasa al Bittersweet de The Verve (unas pestañas más adelante), puro K.I.S.S.

Grupo: Guns’n’ Roses

Director: Andy Morahan

¿Por qué?: hasta la fecha fue el videoclip más caro de la historia (algo más de un millón de dólares), con la top Stephanie Seymour en el papel protagonista. Mucha escena evocadora, paisajes desérticos por Nuevo México y un detalle que despista: ¿por qué lleva Axl Rose una chaqueta de piel con el dibujo de la Madonna del Justify My Love en la espalda?

Cantante: Kanye West

Director: Chris Milk

¿Por qué?: costó (más o menos) lo mismo que el vídeo anterior y este ya pasó a la posición 25 del ranking. En fin, el tiempo y el dinero. Kanye, Pamela y una cuidada estética de aires 70.

PD. Perfectamente podría haber sido el Supreme de Robbie Williams (cambias las décadas y los emplazamientos, y el efecto es el mismo. Pero había que decantarse por uno, y aquí sale Pamela Anderson).

Cantante: Lady Gaga

Director: Francsi Lawrence

¿Por qué?: da exactamente igual lo que cuente el video, de hecho mejor no saberlo, porque si alguien intentara hilvanar tanta escena y tanto derroche de vestuario con un hilo argumental el resultado podría ser un despropósito absoluto. Lo que importa es el efecto, el resultado; y con él, ella sentó las bases de su éxito.

Cantante: Beyoncé

Director: Jonas Akerlund

¿Por qué?: Akerlund –que está en esta lista gracias a Metallica, pero que también debería estarlo por el Ray Of Light de Madonna– fue el autor de esta historia, donde un Gucci (de los de la primera hornada de Alessandro Michele) sobre el cuerpo de Beyoncé se lía a porrazos contra un coche. Bueno, más o menos de eso va el video. Después hay otra versión, que dice que todos los vídeos del álbum forman parte de un tos, pero el resumen es ese.

Cantante: Rihanna

Director: Rihanna y Megaforce

¿Por qué?: este es el signo de los tiempos: violencia, lenguaje mal sonante y mucho dinero para epatar. Desde luego no es lo ideal, o lo óptimo, pero es lo que hay.

Cantante: Jay-Z & Kanye West

Director: Romain Gavras

¿Por qué?: el video está cargado de imágenes que destilan violencia, pero de una violencia brutal propia de una invasión callejera al más alto nivel; y en cambio en cada plano se exuda belleza. Bravo Romain, el video es impecable.

Grupo: Depeche Mode

Director: Anton Corbjin

¿Por qué?: Dave Gahan, emulando al Principito (dicen, aunque es más bien viste el atuendo del Rey Melchor), se patea el globo a lo largo y ancho buscando un recóndito lugar donde disfrutar del silencio, del Algarve a los Alpes suizos. El vídeo es bien bonito; un tema como este de Depeche Mode bien se vale estos paisajes.

Grupo: The Caradigans

Director: Jonas Akerlund

¿Por qué?: aunque ya ha quedado demostrado que Akerlund es un genio, vale la pena refrendarlo con este clip para The Cardigans. Una violenta road movie con una sueca por el desierto de Mojave empuñando el volante de un descapotable. Qué fuerte debió ser la perdida para desahogarse con tan temeraria conducción.

Grupo: Aerosmith

Director: David Fincher

¿Por qué?: David Fincher (director de Se7en, El club de la lucha y Gone Girl) inventó para Aerosmith un mini cortometraje con el abuso y la venganza como tema principal. Entre medias, que para eso es un videoclip: Steven Tyler, su melena ondulada, sus anillos y su pañuelo colgando del micrófono, y a ratos el resto de la banda.

Cantante: Beyoncé

Director: Jake Nava

¿Por qué?: ahora ya es un hito. Casi una década después de su lanzamiento, el videoclip de Beyoncé (o de su alter ego más aguerrido: Sasha Fierce,¡qué lío!) es parte destacada de la cultura pop. Y lo curioso del caso es lo reconocible que es con los pocos elementos que lo componen. Claro que la música es crucial, pero ahí están: tres chicas con maillots negros, el cabello con tupé y las melenas sueltas y un fondo gris. Esto sí, K.I.S.S. deluxe

Grupo: The Verve

Director: Walter A. Stern

¿Por qué?: Richard Ashcroft andando ajeno a todo lo demás (se la pela, se la suda, se la refanfinfla, que diría aquel). El vídeo no puede ser más simple y a la vez tener más fuerza. Paradojas del K.I.S.S., a él volvemos una y otra vez.

Cantante: Cyndi Lauper

Director: Edd Griles

¿Por qué?: nos pasamos el rato reseñando, alabando, remarcando las cuantiosas inversiones; producciones faraónicas que dejan a la Cleopatra de Mankiewicz a la altura de un vídeo de comunión. Pero también se han dado casos al contrario, producciones muy modestas que han conseguido muchísimo con muy poco, y el video de Cyndi Lauper es ejemplo de ello.

Grupo: Queen

Director: Bruce Gowers

¿Por qué?: todo el videoclip se resume en: 1, efectos básicos de lente (como los que podía hacer cualquier cámara manual y casera) y 2, planos medios de los integrantes de la banda en un concierto (eso sí, ataviados todos con una indumentaria al gusto de los new romantics a base de raso de color blanco y corbatines con chorreras)

Grupo: Spice Girls

Director: Johan Camitz

¿Por qué?: marcó un antes y un después, y en concreto este video fue el pistoletazo de salida a la carrera de la girl band más famosa de todos los tiempos. Las chicas –la deportista, la funky, la picante, la meliflua y ella, Victoria la pija– haciendo travesuras en mitad de una cena que supura abolengo. Una maravilla que marcó –y mucho– a toda una generación.

Cantante: Michael Jackson

Director: John Landis

¿Por qué?: como el alpha y el omega, acabamos. Un punto y final a este repaso de audiovisual y música con el primer videoclip de la era pop.

Fuente: Leer Artículo Completo