Lena Dunham desfila en la Semana de la Moda de Londres

Lena Dunham lleva años luchando por imponer la diversidad en el panorama hollywoodiense, ese en el que la diversidad es más escasa aún que los productos con gluten. En la serie ‘Girls’, se encargó de presumir de curvas en cada uno de sus capítulos sin temer ni a los desnudos ni a las férreas imposiciones estéticas que la industria impone. La frase “poner la carne en el asador” era, para ella, su máxima más literal.

Desde sus redes sociales, se ha encargado siempre de defender la necesidad de dar voz a otro tipo de siluetas no normativas y de luchar contra los periodistas que en sus textos se esforzaban por ridiculizar su silueta, amparados por la tranquilidad que la pantalla y el ratón otorgan. Gracias a la London Fashion Week, la actriz ha dado un paso más y se ha subido a la pasarela de la mano de 16ARLINGTON.

Dunham jamás ha ocultado ni a sus seguidores ni al mundo sus inseguridades, por lo que el que se haya atrevido ahora a subirse a la pasarela ha supuesto avanzar un paso más allá en su camino hacia el abrazo del amor propio. Así nos lo ha hecho saber a través de su Instagram, donde ha querido compartir sus impresiones.

“Cuando mis amigos de 16ARLINGTON me pidieron que desfilara por la pasarela, básicamente grité “¡¿SÍ, CUÁNDO?!” ¿Quién no quiere ser una supermodelo? No me levanto de la cama por menos de $ 10,000 al día, al igual que Linda Evangelista (es broma, trabajaría por unas patatas fritas). Fue justo después de mi grito de alegría inicial cuando me di cuenta de que esto afectaría a muchas de mis inseguridades -sobre mi cuerpo, habilidad de despertar el deseo y frescura general-. Pero Marco y Federica son unos artistas tan sensibles, divertidos y sabios y crearon un espectáculo que podría hacer que cualquier mujer se sintiera guapa, inusual y feliz en su singularidad total. Me encantó conocer chicas de todo el mundo (wow, vuestro trabajo es mucho más difícil de lo que parece, apenas puedo mover las piernas después de ese contoneo, así que me quito el sombrero ante las modelos) y estoy muy orgullosa de llamar a los diseñadores mis amigos. ¡Felicidades, mis amores, en vuestro primer desfile! Qué manera de pasar San Valentín”, ha escrito Lena Dunham.

¿Por qué es Lena Dunham tan necesaria en la moda?

Antes de que la diversidad funcionara casi como una imposición en las pasarelas (hasta el punto que en ocasiones ni siquiera sabemos si las firmas realmente quieren apostar por ella o si lo hacen por no ser señaladas por no hacerlo), Lena siempre ha luchado por defender siluetas diferentes. No lo ha hecho únicamente a través del desnudo, sino demostrando que no face falta tener una talla 34 para apostar por prendas de siluetas hiperbólicas o vestidos XS en cada una de sus apariciones en la alfombra roja. “Voy a experimentar la Semana de la Moda de Londres por primera vez. No es que haya sido, precisamente, señalada como un icono de moda (estoy intentando decirlo de forma sutil), pero estoy obsesionada con la ropa. Como dijo nuestra diosa Rihanna, ‘Tengo la suerte de tener una silueta que cambia de talla’, y eso muchas veces no ayuda a que la moda te acepte. Hay muchas normas acerca de cómo ha de vestir una chica con carne (y seamos sinceros, las reglas sobre cómo cualquier mujer ha de vestir son agotadoras). Pero he sentido el apoyo de diseñadores muy inclusivos que han creado looks para mí, y es un placer poder navegar en el archivo de algunas marcas para recordar algunos de mis momentos preferidos de la moda”, ha escrito Lena en sus redes.

Ella ha declarado en más de una ocasión que en Hollywood prima la idea de que si no tienes una talla 34, has de llevar un sencillo vestido negro y limitarte a arriesgar con el maquillaje, pero ella se niega a seguir estas restrictivas normas.

Lena, si nos estás leyendo, te necesitamos tanto como a Rihanna, pero menos que a unos espaguetis carbonara. Lo sentimos, pero las prioridades están para respetarlas y sobre todo, para señalarlas.

Fuente: Leer Artículo Completo