La chaqueta de punto parisina que elevará tu elegancia al cuadrado y tu belleza al cubo

En una ocasión, un tatuador me dijo que jamás pintara las paredes de mi casa de color lila. Acto seguido tuve que confesarle que mi habitación estaba embadurnada precisamente de ese mismo tono:

– Pero es un lila superpálido, apenas se nota.

– Da igual –dijo él impertérrito mientras coloreaba un pez koi en la espalda de mi amiga, que estaba tumbada en la camilla sin pronunciar palabra y blanca como una sábana–. El lila es un color con malísimas vibraciones. Fomenta la agitación mental, te quita paz.

Sobra decir que desde ese mismo instante atribuí todas las noches de insomnio y los días en los que me resultaba imposible concentrarme a la presencia de ese color. No era yo, era el maldito lila.

View this post on Instagram

Linette dress ✨✨

A post shared by Rouje Paris (@rouje) on

La moda no entiende de filias y fobias. Es capaz de convertir la tendencia más horrible en la más deseable y hacerlo con tal convicción que los que ahora la llevan han olvidado que un día la odiaron. Ha podido incluso borrar de mi cabeza una conversación que modificó por completo mi opinión sobre un color para luego reintroducir dicho tono en mi vida como si nada hubiera pasado.

Aunque siendo más concreta, en realidad no ha sido la moda, han sido las francesas y el Instagram de la firma (francesa) Rouje, donde paso más tiempo del que debería no sin cierto sentimiento de culpa. Es más, culpo a esta cuenta de mis altas expectativas en cuanto a vestidos, faldas y estilo de vida: desde el sofá rosa de terciopelo que aparece en el editorial californiano, hasta el vestido Linette, pasando por las copas de champán estilo María Antonieta y los nuevos labiales (en pieles muy pecosas, por favor). Rouje hace todo apetecible. Punto.

La chaqueta Lino lleva un tiempo agotada, de hecho ahora mismo ni siquiera está a la venta aunque promete regresar. No obstante, Rouje la ha introducido en tantos estilismos que nos entró por los ojos primero y se alojó en esa parte del cerebro solo habitada por las obsesiones poco después.

Es lila, es absolutamente preciosa, cálida y aporta luz no solo a las prendas con las que se combina sino también a quien la lleva.

El único problema es que tal y como apuntábamos en líneas anteriores hemos llegado tarde y sigue desaparecida. Sin embargo, otras firmas que también nos obsesionan e inspiran a partes iguales se han incorporado a la fiebre por el malva pálido con jerséis y chaquetitas que no eran nuestra primera opción, pero pueden ser la opción ganadora:

La propuesta de & Other Stories

Cardigan de & Other Stories.© Cortesía de & Other Stories.

La propuesta de Zara

Jersey de Zara.© Cortesía de Zara.

La moda y las francesas son caprichosas, y ya ni siquiera recuerdo por qué un día odié este color.

Fuente: Leer Artículo Completo