Gabardina y trench: el abrigo del otoño – Cómo combinar gabardina

La gabardina no es únicamente la prenda por antonomasia del otoño, también es un icono atemporal de la elegancia y el buen gusto. Asociada a las estrellas del Hollywood clásico, a las lluviosas calles de Londres, pero también a las de París o Roma, esta prenda que popularizó Thomas Burberry hace más de 140 años se ha convertido en un habitual de los armarios cápsula y en un básico indispensable.

Su poder favorecedor y elevador hace que regresen cada año, bien sea en las versiones más clásicas que mantienen el color camel o beige como protagonista o en las versiones más actuales que apuestan por tejidos como el cuero o el vinilo. Mismamente, el año pasado la gabardina de toda la vida se transformaba gracias al viralísimo diseño de cuadros de JW Anderson. Durante esta temporada, serán los modelos más minimalistas los que se impondrán, aunque las versiones de polipiel o las bicolores también tendrán especial importancia.

Toma nota de cómo llevan las que más saben de moda la gabardina, con qué prendas las combinan y que accesorios eligen para lograr que el estilismo sea digno de street style.

El color negro es el perfecto aliado de las gabardinas de color beige y camel. Apuesta por incluir alguna prenda de efecto piel o cuero para crear un juego de texturas más complejo y aplica el truco de estilo favorito de Victoria Beckham: dejar el abrigo reposando sobre los hombros.

Este dúo será infalible para las jornadas de trabajo, Añade unas zapatillas deportivas y unas gafas estilo wayfarer para lograr un aspecto más casual.

Pantalones baggy, camisetas de algodón orgánico y sneakers Veja son perfectos aliados de la gabardina si se quiere conseguir un look desenfadado y effortless.

Si el frío aún no es muy evidente, prueba a mezclar la gabardina con faladas mini y botas de caña alta (dejando de lado las medias).

Los dos piezas de inspiración pijamera pueden ser perfectos compañeros de las gabardinas, tal y como demuestra Victoria Lee con total look de Dior.

Haz de la gabardina la pieza centrar del look llevándola cerrada sobre vestidos o faldas midi.

Prueba a crear un look en clave preppy añadiendo una camisa con lazo (o un pañuelo al cuello) y también unos zapatos Mary Jane con tacón.

Un estilismo de inspiración vuelta al cole perfecto para hacer frente a los primeros días del otoño.

Actualiza tus estilismos añadiendo un trench de cuero o piel en ellos. Combínalo con zapatos de maxi plataforma.

Sigue la gama tonar de tierras y beiges y añade un accesorio de rabiosa actualidad, como un bolso croissant o uno de mano estilo Pouch.

Este tono encajará también en los estilismos como las versiones beiges y marrones. Prueba a lucirla con blancos, grises y azul marino.

Si tu gabardina no cuenta con cinturón incorporado, prueba a añadir uno por encima como hace esta fashionista.

Inspírate en las apuestas de las pasarelas de cara a esta temporada y añade un toque retro añadiendo un pañuelo a la cabeza.

Las versiones bicolores han sido unas de las grandes triunfadoras en el street style danés.

Leonie Hanne apuesta por llevar una gabardina de estilo clásico con vestido rojo de efecto piel y combat boots y bolso en color negro.

Gabardina beige con detalle de monograma, de Louis Vuitton (3.700 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina con relleno transformable, de Esprit (129,99 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina marrón, de Woman El Corte Inglés (99,99 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina con capucha, de IKKS

¡Lo quiero!

Gabardina de cuero negra, de Bershka (45,99 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina con cinturón resistente al agua, de Zara (59,95 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina ligera oversize, de Yerse (79,95 euros).

¡Lo quiero!

Gabardina beige, de Tommy Hilfiger (189,90 euros).

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo