¿Error o acierto? Máxima de Holanda y su diadema de flores XL

Máxima de Holanda es una de las reinas europeas más activas en cuanto a su agenda oficial, lo que nos deja multitud de estilismos de lo más inspiradores. La originalidad y personalidad de la reina de los Países Bajos hace que siempre que tiene un acto oficial tomemos buena nota de algunos de sus trucos de estilo. Ayer hizo doblete, primero en la inauguración del superordenador nacional Snellius y después en la Fundación Friends Services, en Deventer. Dos actos para los que la reina Máxima sacó todo el partido a su conjunto de dos piezas de su diseñador de cabecera, Natan. Un pantalón ancho cortado al tobillo y de talle alto, con una torera a juego que se quitó enseguida. Máxima de Holanda le dio un punto romántico y femenino a este traje con una delicada blusa de gasa semitransparente con cuello alto y fruncido.

Hasta ahí, un conjunto de color maquillaje, sencillo y femenino, apto para cualquier reunión de trabajo. Pero, tratándose de Máxima Zorreguieta, el look no podía acabar ahí y por eso la reina lo remató con una diadema a todo volumen. Un diseño del mismo color que el resto del estilismo confeccionada con multitud de flores de tela. Se trata de una creación de la sombrerera belga Fabienne Delvigne, diseñadora que lleva al frente de su firma 30 años y que es poseedora del título de Fournisseur Breveté de la Cour de Belgique, el equivalente belga del Royal Warrant británico y que la convierte en proveedora de la Casa Real de Bélgica. Es más que habitual ver a la reina Matilde o a su hija, la princesa Elisabeth, con alguno de sus diseños.

https://www.instagram.com/p/CRlkgwwqrDO/

A post shared by Maison Fabienne Delvigne (@fdelvigne)

Aunque la mayoría de sus trabajos se realizan bajo pedido, en su página web se pueden adquirir algunos de sus sombreros y diademas con precios que van desde los 150 euros, a los 890 euros. Se puede comprar, por ejemplo, la diadema que llevó la princesa Elisabeth con motivo del Día Nacional belga, confeccionada con fibra de plátano, por 420 euros.

El diseño que ha llevado la reina Máxima parece uno hecho a medida y que reafirma el gusto que tiene la monarca de los Países Bajos por tocados y sombreros. Sin embargo, el peinado con el que lo acompaña, que añade un volumen extra, no lo hace ser todo lo favorecedor que debería.

Junto al resto de accesorios, una cartera de mano de piel de Sofía de Habsburgo, y unos zapatos de salón de Salvatore Ferragamo, llamaba la atención lo que parecía un gran anillo rectangular de color blanco. En otras imágenes se aprecia sin embargo que el original accesorio es en realidad una férula que la reina lleva en su mano derecha por una rotura que ha sufrido durante el verano.

Antes las persistentes molestias, la reina tiene que llevar esta sujeción durante algún tiempo sin que haya trascendido qué parte de la mano se ha fracturado ni en qué circunstancias. Solo Máxima de Holanda es capaz de hacernos creer que este elemento ortopédico podría haber sido un llamativo anillo.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo