Ericka Hart desfila mostrando las cicatrices de su cáncer

Si por algo se suele caracterizar la firma de ropa Chromat es por su apuesta por la diversidad. Entre las modelos que posan para su web y las que desfilan en las pasarelas, siempre hemos podido ver mujeres que rompen con la estética de un ‘cuerpo normativo’. Mujeres grandes, pequeñas, blancas, negras, personas trans, modelos que han desfilado con hiyab… La firma intenta que la inclusión vaya más allá del físico y por eso suelen apostar por mujeres con diferentes historias, moviéndose siempre entre el empoderamiento, el feminismo y el activismo LGTB+.

Por eso entre sus filas no podía faltar la modelo Ericka Hart, quien precisamente vio cómo su popularidad en el mundo de la moda crecía en 2018, cuando desfiló por primera vez para Chromat dejando ver las cicatrices de su doble mastectomía. Su historia y su mensaje la catapultaron hasta situarla en la lista de modelos que están cambiando la historia de la moda.

A Ericka le detectaron cáncer de mama en el 2014, cuando tenía 28 años, durante un revisión –las hacía de forma habitual, pues su madre también pasó por la misma enfermedad–. Su médico le recomendó una doble mastectomía seguida de un año de quimioterapia. Y se sometió a ambas. Después pasó por una cirugía reconstructiva de mama, y ahora, a los 35 años, al fin puede decir que ha superado el cáncer.

Ericka trabaja como educadora sexual, es activista LGTBQ+ –se ha declarado abiertamente queer– y también desfila en pasarelas como la de la Semana de la Moda de Nueva York. «Mi esperanza es poder inspirar a mucha gente dentro del amplio espectro de identidades de género», contaba en 2018. «La sociedad asume que después de una mastectomía, mi cuerpo parece anormal, que no tener pezones me provoca inseguridad, pero la relación con mi cuerpo no ha cambiado».

Y en 2021 ha vuelto a dejar claro lo segura que se siente sobre la pasarela. Lo ha hecho durante el desfile de ropa de baño de Chromat que se celebró a principios de semana en Nueva York.

https://www.instagram.com/p/CTvnch6MHe-

A post shared by Ericka Hart, M.Ed. She/They (@ihartericka)

Tras el evento, la modelo quiso compartir una serie de reflexiones en Instagram con una publicación especial. «Las semanas de la moda ponen el listón de qué cuerpo es digno de ser visto muy alto. Y no hay manera de formar parte de este mundo sin criticarlo», decía.

«Desde la gente que diseña la ropa, pasando por las modelos hasta las personas que se sientan a presenciar los desfiles… Nadie debería sentirse como una mierda por una maldita tela. Aunque ahora muchas personas negras, trans, no binarias, gordas y discapacitadas tienen acceso a un espacio que fue creado para excluirnos, hay que seguir haciendo crítica y considerando por qué tenemos derecho a acceder a la moda».

Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo