El vestido blanco de Sharon Stone en 'Instinto Básico'

Se convirtió en una de las películas más sensuales de la historia y ahora se cumplen 30 años de su estreno. Nos referimos a Instinto Básico, protagonizada por Michael Douglas y Sharon Stone. Un thriller erótico que convirtió a la actriz en toda una sex symbol gracias a sus arrebatadores looks y a su escena del cruce de piernas más famoso del mundo.

La escena en la que la intérprete se enfrenta a un interrogatorio rodeada de hombres era, según su directo, «el punto álgido de la historia». Por eso el look que luciera Sharon en ella era tan importante. Treinta años después sigue sorprendiendo la sencillez de una pieza que la propia Sharon Stone guarda con mimo en su vestidor.

«La diseñadora de vestuario, Ellen Mirojnick, me llevó a Rodeo Drive en Beverly Hills y me dijo: ‘Puedes elegir cualquier cosa que quieras para tu personaje‘», confesó Sharon. La actriz no lo dudó y se dirigió directamente a Hermès y seleccionó una manta de cachemira color crema para su alter ego en pantalla, Catherine Tramell, que se puede ver sobre sus hombros en una de las primeras escenas.

https://www.instagram.com/p/CbQ4c5hJ-6M

A post shared by Sharon Stone (@sharonstone)

Sin embargo, la escena donde ella cruza las piernas sin ropa interior necesitaba de un vestuario muy potente. «Decidimos optar por todo en blanco porque mi personaje tenía una vibra muy hitchcockiana. Ellen diseñó el vestido para que yo pudiera sentarme como un hombre si estuviera siendo interrogado. Me dio la capacidad de mover mis brazos y piernas, ocupar espacio y ejercer control sobre una habitación llena de hombres«, recuerda la actriz.

Un vestido blanco de cuello alto sin mangas que la hizo famosa, pero no rica

Fue finalmente Ellen Mirojnick el que diseñó desde cero este básico, pero muy efectivo, vestido. Además, Sharon Stone también confesó años después la diferencia salarial que había habido entre ella y su compañero de reparto Michael Douglas. «Me pagaron 500.000 dólares, cuando a él le pagaron 14 millones de dólares», recordaba cuando decidió contarlo para poner de manifiesto la brecha salarial a la que se enfrentaban actrices de su generación como Demi Moore, Michelle Pfeiffer o Kim Basinger.




Fuente: Leer Artículo Completo