El impresionante diamante amarillo que Rainiero de Mónaco regalaría hoy a Grace Kelly

El anillo de compromiso de la Reina Letizia, los pendientes de novia de Alessandra de Osma, las joyas nupciales de Ana Boyer… En algún momento del camino muchas de las historias de amor de nuestro tiempo han quedado salpicadas para siempre por los diamantes de la joyería bilbaína Suarez. En los últimos años, incluso, han acompañado en el sí quiero a la nueva realeza digital -las llamadas influencers, entre ellas María Pombo o María Fernández Rubíes-, escribiendo los nuevos versos del amor en el siglo XXI. Por eso no es de extrañar que al hilo de San Valentín la casa de joyería se haya inspirado en cinco legendarias historias de amor para lanzar una colección de piezas de edición limitada. ¿Cómo sería en 2020 el anillo que regalaría Rainiero de Mónaco a Grace Kelly? ¿Y el del Duque de Windsor a Wallis Simpson? Desde luego que serían joyas excepcionales.

El diamante perfecto

Si en esta colección de joyas numeradas hay una piedra de singular valor y belleza esa es un impresionante diamante de color amarillo intenso, talla oval y 1.5 quilates: es el que llevaría la princesa Gracia, imaginan en la marca. Tres generaciones llevan ya recorriendo el mundo en busca de los diamantes y zafiros más especiales: hoy es Gabriel quien ha tomado el testigo al frente de la dirección creativa de la marca de su padre, Benito Suárez. En Suarez se descartan más del 99,5% de todas las piedras valoradas inicialmente, explican orgullosos, por no reunir todos los requisitos de calidad que exige la marca. “Esta rigurosa selección es nuestro filtro de la excelencia. Solo de esa manera se han podido seleccionar los zafiros azules y rosas incluidos en estas joyas, piedras únicas en diferentes tallas, acompañadas de diamantes blancos”, dicen.

A la colección le acompañan cinco obras de arte del barcelonés Mario Soria: cinco cuadros flamencos con influencias pop que sintetizan en pintura cinco amores legendarios.

Raniero de Mónaco y Grace Kelly

La suya fue la boda que unió a la vieja Europa con el brillante de Hollywood, el 19 de abril de 1956. En ese momento comenzó a rodarse la gran película del glamour de los Grimaldi, que dura hasta nuestros días. “Rainiero eligió a Grace desmarcándose, por amor verdadero, de los convencionalismos de la Casa Real de Mónaco”, dicen en Suarez.

La joya: Anillo realizado en oro blanco y oro amarillo de 18 quilates con diamante fancy central talla oval de 1,5 quilates y doce diamantes blancos talla marquise. Joya única. P.V.P. 23.900€.

Jay Gatsby y Daisy Buchanan

F. Scott Fitzgerald quería escribir"algo nuevo, extraordinario, hermoso, simple, pero con un intrincado diseño”. En 1925 publicó El Gran Gatsby, una historia de idealismo, exceso y amor que retrataba la hermosa decadencia de los locos años 20. Sus personajes nunca llegaron a casarse, pero si lo hubieran hecho habría habido fuegos artificiales y una fabulosa sortija.

La joya: Anillo realizado en oro blanco de 18 quilates con zafiro azul central talla esmeralda y diamantes talla baguette y princesa. Joya única. P.V.P. 69.500€.

Romeo y Julieta

Nunca hubo una historia tan triste como esta de Julieta y su Romeo: la que dejó Shakespeare fue eterna. Suyo es el amor inacabado, imposible y fatal: “para ellos la vida no tenía sentido el uno sin el otro, y eligieron morir por amor”, recuerdan en Suarez.

La joya: Anillo realizado en oro blanco de 18 quilates con zafiro rosa central talla oval, 6 zafiros rosas talla redonda y diamantes blancos talla brillante. Joya única. P.V.P. 23.500€.

El Duque de Windsor y Wallis Simpson

Eduardo VIII renunció al trono por amor a Wallis Simpson, pasó a ser duque de Windsor y esposo de una mujer arrolladora. Esclavos de su amor, la suya fue una relación atípica, misteriosa y rodeada de leyenda.

La joya: Anillo, con forma de flor, realizado en oro blanco de 18 quilates con zafiro azul central talla oval y diamantes blancos talla brillante. Edición limitada de dos piezas. P.V.P. desde 18.500€.

Diego Rivera y Frida Kahlo

Se dice que la artista vivió, amó y pintó como quiso. Una joya para la mujer que inventó la absoluta modernidad (véase el nuevo feminismo, el matrimonio abierto o el pensamiento positivo) ya a principios del siglo XX solo puede ser excepcional.

La joya: Anillo, con forma de cruz, realizado en oro blanco de 18 quilates con 6 zafiros rosas talla princesa y diamantes blancos talla brillante. Edición limitada de dos piezas.P.V.P. desde 5.550€.


Fuente: Leer Artículo Completo