El broche de Uterqüe que convierte tus camisas en diseños 'royal'

Fue Elle Fanning la que demostró en el festival de cine de Cannes en 2019 que un collar puede elevar cualquier camisa blanca a la categoría de obra maestra fashion. De la mano de Dior Couture, la joven posó para los fotógrafos con una blusa de dicho color que remató con un collar dorado rígido del que solo se veía una parte, y que creaba un trampantojo de ser un broche rectangular.

¿Y si en vez de un collar usáramos un broche? Eso es lo que ha debido pensar Uterqüe al volver a confiar en una de las joyas más olvidadas por las mujeres del siglo XXI. Mientras que nuestras abuelas siempre tenían algún broche que lucían en la solapa de abrigos o chaquetas, nosotras hemos mirado hacia otro lado deslumbradas por el brillo de pendientes, anillos y pulseras.

De ahí que la firma de Amancio Ortega haya creado un espectacular broche con charms de piedras de colores en forma de alfiler. Y qué mejor que colocarlo, como la propia marca nos propone, en el cuello de nuestra camisa blanca preferida.

Una historia apasionante

Aunque pudiera parecer que el broche es un accesorio que no tiene una utilidad específica, lo cierto es que los comienzos del mismo surgen en Oriente Medio donde las clases más pudientes lucían en sus túnicas alfileres de oro adornados con alta joyería. Y no, no era una cuestión puramente estética o de nivel social. Necesitaban un objeto con el que abrochar sus prendas y cerrarlas. De hecho, fue en la Edad Media cuando los broches llegan a Europa para cerrar las capas de mujeres y hombres.

Sin embargo, y aunque en la década de los 50 el broche es la joya más preciada de las féminas europeas, la aparición de los collares largos en los 70 hizo que el broche cayese en desuso.




Fuente: Leer Artículo Completo