Carlota Casiraghi, entre las invitadas al desfile de Chanel en homenaje a las pasarelas de los 80 y 90

Carlota Casiraghi se confirma como la musa imprescindible de Chanel. Con la Maison la hemos visto particiar en charlas literarias y hasta ejercer de cantautora en uno de sus desfiles. Hoy Carlota de Mónaco ha ido a disfrutar del desfile y a posar como la digna embajadora de la marca que es. Lo ha hecho manteniéndose fiel a su estilo y, al mismo tiempo, siendo el mejor referente de la estética de Chanel: con un vestido blanco de manga farol, con bordados en relieve, en tonos pastel y de motivos florales. Un conjunto actual y muy femenino que combinaba con el look de belleza del momento, el de maquillaje de efecto cara lavada y pelo como recién levantada.

La ausencia de pendientes u otros complementos reforzaban esta estética tan sobria como contemporánea. Junto a ella han figurado otra embajadora y fieles a la marca como Kristen Stewart, con un dos piezas en tweed rosa y mocasines con calcetines blancos, y Lily-Rose Depp con un conjunto de satén y tweed.

La colección para la primavera-verano de 2022 de Chanel ha sido todo un homenaje a la moda de finales de los 80 y los 90 y la recreación de las pasarela de entonces, elevadas y con los fotógrafos apostados en los laterales, la escenificación perfecta de esta inspiración. Las modelos realizaban sus mejores poses frente al objetivo, como antaño cuando el exceso era sinónimo de buen gusto. Un exceso que también hemos visto en las nuevas propuestas de Virginie Viard en forma de americanas de silueta XL a modo de vestido, de grandes piezas de bisutería, de bolsos en rosa chicle, de tops dorados y colores vivos como el amarillo o el morado.



A aquella época también nos recuerdan algunos conjuntos de mallas ciclistas o pantalones pirata, trajes estampados con logo o los tops cortos y ajustados.


El binomio del blanco y el negro que también marcó la época y que ha ido siempre sinónimo de la elegancia de Chanel cobra aquí especial protagonismo en trajes de chaqueta bicolor y biquinis y bañadores que juegan con ese contrate.


Los cortes estratégicos de prendas ajustadas y los vestidos vaporosos o de cortes asimétricos son la propuesta más femenina y sensual y de una colección que revive los best sellers de la Maison y convierten la pasarela en una fiesta como las de antes a ritmo de Freedom, la banda sonora de la colección.


La invitación al desfile es un retrato en blanco y negro de la modelo Vivienne Rohner tomando una fotografía, la misma foto que ha protagonizado la decoración del desfile, “porque la moda se trata de ropa, modelos y fotógrafos”, argumenta Virginie Viard y explica: “Karl Lagerfeld fotografiaba él mismo las fotos de las campañas de Chanel. Hoy en día, utilizo fotógrafos. Me encanta la forma en que miran a Chanel. Me anima e inspira”. Hasta el momento es el tándem de fotógrafos Inez & Vinoodh quien se ha ocupado de las últimas campañas, también de esta última protagonizada por Alma Jodorowski, Lily-Rose Depp o Quannah Chasinghorse-Potts.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo