¿Ya no sabes qué hacer con tu salón? Una ojeada a Pinterest es la solución: ideas bonitas y low cost súper sencillas

Está claro que la cuarentena ha revivido aficiones antiguas, olvidadas o puestas en ‘stand by’ por muchas razones. La primera, que tenemos más tiempo libre que nunca, aunque parezca poco, añadimos las dos horas de transporte público que ahorramos día a día al calendario. Y la segunda, el hambre (a todas horas, sí) o en este caso el hastío, agudiza el ingenio; por lo que se ha abierto un mundo de posibilidades ante nuestros ojos que antes considerábamos imposible. Por ejemplo, la mitad de mundillo de Instagram practica como loco yoga con los tutoriales de Xuan Lan, pinta, colorea y hace bizcochos cuando el horno de su casa está prácticamente nuevo como consecuencia del encierro.

En mi caso, han nacido dos nuevas obsesiones: me paso el día buscando remedios para mi rosácea implacable que, debido estrés, ha decidido hacer una fiesta junto al acné. Y además, lleno mis carpetas, álbumes y galerías de fotos varias (todas, con nombre detallado: gracias Marie Kondo) con fotos de decoración, con la esperanza de darle un aire veraniego a mi minúsculo piso cuando el estado de alarma acabe.

En esta búsqueda de nuevas formas de aprovechar mi salón de dos metros cuadrados, llegué a la cuenta de Zeena Shah, una bloguera lifestyle londinense que tiene un pequeño piso art decó en el centro de la ciudad y que se ha convertido en mi lugar favorito para pasar (virtualmente) la cuarentena. Lleno de colores, flores, terciopelo, cuadros y conchas (no apto para los enamorados del minimalismo) es un espacio de lo más especial que Zeena comparte en Instagram a diario y que puede convertirse en la inspiración que necesitas durante el confinamiento. Por eso, no es ninguna sorpresa que sus fotografías se hayan convertido en la crème de la crème cuando en Pinterest se hace referencia a salones pequeños. No hay duda, en su caso y su casa, cuánto más, mejor.

Pero no solo yo he caído rendida al terciopelo rosa. Pinterest, la red social por excelencia de la inspiración en cualquier ámbito, también ha caído rendida a este estilo: rosa, mucho rosa y una explosión de color son las claves de los pines más románticos si quieres darle un toque ‘lady’ a tu salón.

Para conseguir este efecto, ¿qué necesitas? Pequeños detalles: flores, libros encima de la mesa, cuadros vivos y coloridos en las paredes y cojines, muchos cojines. La clave de cualquer casa de este estilo es la pared: cuántos más cuadros, baldas y figuras haya en ella, más vida tendrá el espacio. Y más bonita quedará la foto de Instagram, lo has debido pensar, al menos una vez, en lo que llevamos de artículo.


Si por el contrario eres más de espacios simples y tonos neutros con una pizca de color, Pinterest también es tu lugar. Y es muy sencillo (y low cost) darle un nuevo aire a tu salón. Las plantas serán tus aliadas y, sí otra vez, los cojines. Son el secreto de cualquier sofá que se precie.

Un sofá contundente en verde oscuro y decoración en tonos tierra son los protagonistas de este espacioso salón, que como buen lugar de confinamiento, tiene un puzzle en el suelo. Lo cierto es que las plantas juegan un papel principal, ya que son grandes y ocupan mucho espacio, pero la alfombra en color crudo, la silla y la mesa de ratán le dan ese toque desenfadado al espacio que puede que tu casa esté pidiendo a gritos.


Si por el contrario, el confinamiento te pide espacios sencillos, visualmente grandes y con mucha luz, el blanco será tu color predilecto: no necesitas más. Aunque puedes jugar con los marrones claros, los beis y el blanco roto para darle algo de profundidad al espacio. Y dos pistas: nunca subestimes el poder de las macetas y de los cuadros colocados con precisión clínica encima de una estantería. Nunca fallan.

¿Con qué estilo te quedas? Creo que, a estas alturas, ya debes sabercuál es mi ganador. Más es más, casi en todas las ocasiones.

Fuente: Leer Artículo Completo