Volver a empezar; \u2018El secreto de Puente Viejo\u2019

QUÉ HA PASADO

• Marta sufre un aborto tras una paliza que le da Ramón.

• Alicia recibe un disparo.

Tomás sigue pensando que Jean Pierre está detrás de la desaparición de Maqueda y le tiende una trampa.

Tras informarle de que el empleado ha aparecido, lo sigue sin que se dé cuenta hasta un descampado donde lo ve palpar un terreno.

Enseguida sale de su escondite y lo acusa de asesinato: “Has venido a comprobar si habían desenterrado el cadáver,¿verdad?”. Como el tipo piensa eliminarlo, no solo confiesa ese crimen sino el de su padre. Y le adelanta que piensa arrebatar su fortuna a la marquesa.

La señora, que ha permanecido oculta junto a Adolfo y a la guardia civil, aparece y lo abofetea. Más tarde y después de asumir que estuvo engañada durante años, se cita con Solozábal. “Nunca te creí. Ahora me doy cuenta de que me amabas. ¿Me darías otra oportunidad?”, le pregunta. Él le dice que sí.

Rosa sufre un nuevo brote de locura y amenaza a su familia con un cuchillo. No será el único incidente en La Casona. Doña Begoña, también desquiciada, mata a Ramón por haber provocado el aborto a Marta y confiesa el crimen a Rosa.

La chica intenta sacarle partido y culpa a Adolfo de lo ocurrido para alejarlo de su hermana, pero el capitán Huertas se da cuenta de la falsedad de las pruebas que aporta. Poco después, se descubrirá que su embarazo también es mentira.

Temiendo otra recaída de su hija, Solozábal insiste en llevarla al sanatorio de Austria donde estuvo ingresada su esposa y adonde volverá al conocerse su crimen. “Sigues enferma, necesitas tratamiento”, le asegura.

Aunque lamentan lo ocurrido,Adolfo y Marta se sienten felices porque podrán estar juntos.

También Pablo y Carolina sonríen pues Solozábal, siguiendo el consejo de Manuela, les ha dado permiso para casarse

Marcela descubre a Emilia llorando y logra que le cuente la pena que la aflige: “En Cuba me diagnosticaron una enfermedad terminal. Me alejé para no hacerles sufrir”. Aunque le promete guardarle el secreto, se lo confiesa a Matías, que tiene una emotiva charla con su madre.

En una nueva reunión de Los Arcángeles el jefe supremo decide descubrirse… ¡Es Francisca Montenegro!

Más poderosa que nunca, ordena a don Filiberto que haga explotar la fábrica de Solozábal. Después de hacerlo, el cura le pide ayuda para huir pero no solo se la deniega sino que ordena su muerte.

Temiendo por su vida, se esconde con parte de los explosivos
en el confesionario de la iglesia.

A pocos metros de allí, en la plaza, Alicia reúne a los vecinos para tranquilizarlos por los últimos ataques en el pueblo. Raimundo insiste en ir y Francisca accede a llevarlo. Para nada imagina que en ese momento los pensamientos más oscuros bullen por la mente del sacerdote…

Fuente: Leer Artículo Completo