¿Te niegas a correr? Te contamos como adelgazar caminando

¿Eres de las que prefiere no hacer deporte? ¿La simple idea de ir al gym te da pereza? No te preocupes ¡también hay una solución para ti!Y es que aunque correr es una de las actividades físicas más completastambién requiere que el cuerpo sufra un gran impacto, por eso caminar se está convirtiendo en una muy buena alternativa. Y es que además de implicar un impacto mucho menor, debido a que el centro de masas no asciende tanto como al correr, también le añadimos la particularidad de que nos ayudará a perder algún que otro kilo de más.

Además de esto, caminar tiene muchos más beneficios como que: activa nuestro metabolismo, mejora nuestra musculatura, nuestro tránsito intestinal, fortalece nuestro corazón y lo más importante; mejora nuestra autoestima.

View this post on Instagram

Flying into this week like…. 🚀

A post shared by Kaisa Keranen (@kaisafit) on

Pero si tu principal objetivo es perder peso caminando, tendrás que cuidar y mantener una alimentación sana y además tener en cuenta una serie de reglas principales ¡Te las enumeramos!

-Aumenta tu ritmo:

Hay dos matices importantes: el número de pasos y la cadencia con que se dan. El National Center for Biotechnology Information fija el número mínimo de pasos en 10.000 (unos 8 Km) para que impliquen un beneficio significativo en nuestra salud. Pero para ello deberíamos dar esos pasos a un ritmo moderado (entre los 4,8 Km/h y los 6,4 Km/h).

Ten muy en cuenta estos datos porque serán tu principal herramienta para llegar a tu objetivo: quemar calorías.

-Sal de tu zona de confort:

Está demostrado que según nos adaptamos a una actividad deportiva quemamos menos calorías de las que perdíamos los primeros días. Esto quiere decir que no puedes pretender hacer siempre la misma ruta y que tu trayecto habitual para ir al trabajo no vale.

Tendrás que desafiar a tu cuerpo para que no se vuelva perezoso y elegir nuevos escenarios para continúar poniéndolo en forma.

-Súmale dificultades…

Hacer la compra puede ser otra muy buena escusa para sumar pasos. Y es que el simple hecho de aportar peso a nuestras caminatas implicará un esfuerzo extra para nuestro cuerpo y por lo tanto una nueva oportunidad para perder calorías.

-¡Motivación, motivación y más motivación!

Existen muchas aplicaciones de móvil para ayudarnos con esto. Y es que el simple hecho de poder ver relejadas en ellas nuestro número de pasos y en definitiva nuestros progresos, te ayudará a coger tus próximos pasos con mucha más motivación y ganas.

Otro consejo es que intentes caminar al inicio del día. Esto te ayudará a empezar la jornada con mucha energía. Si te es imposible lo mejor es que elijas la última hora de la tarde para ayudarte a eliminar tensiones y a dormir mejor.

¡Ahora sí! ¡Se acabaron las excusas para conseguir ese ‘tipazo’ que siempre has deseado!

Fuente: Leer Artículo Completo