¿Porqué los test del coronavirus pueden decir que no lo tienes… pero resulta que es que sí como le ha pasado a Carmen Calvo?

Para empezar, sí es cierto, a la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo sus dos test de coronavirus le han dado resultados opuestos, pero no contradictorios (a pesar de tener síntomas de padecerlo). Si bien en la primera de las pruebas el resultado fue negativo, el veredicto también incluía la coletilla de “no concluyente”, y es en esa coletilla donde está la clave (y el motivo por el que se le repitió el test días después).

La prueba que se le ha realizado por duplicado a la vicepresidenta es la más fiable que hay en este momento para detectar el coronavirus: la prueba de PCR. Lo que intenta esta prueba es detectar en la muestra que se le extrae al paciente fragmentos genéticos del patógeno que se está investigando (en este caso el coronavirus). Si hay rastros de su ARN (de hecho, se buscan varios marcadores distintos para asegurarse) el resultado del test es claramente positivo y el paciente pasa a engrosar la lista de los contagiados, pero si no se encuentran esos fragmentos de ARN que se buscan, es negativo.

Pero en ocasiones lo resultados no son claros, solo se encuentra uno de los tres o cuatro marcadores y eso es lo que le ha pasado a Carmen Calvo que dio un resultado “negativo no concluyente”. En ese caso se repite la prueba días después para confirmar si se está ante un nuevo paciente infectado de coronavirus o no.

Esta indeterminación en el resultado también puede deberse a otros factores, como que la muestra no se ha extraído correctamente (se tiene que sacar de la nasofaringe a través de la nariz, y sí, es tan molesto como parece) o que el paciente esté tan al principio o al final del proceso de la infección por coronavirus que no haya carga viral suficiente como para que el resultado sea claro.

Cómo las pruebas PCR son difíciles de hacer y sus resultados son lentos (tardan horas en confirmar un caso) en China, en lo más alto del repunte de contagios, se optó por otro sistema para reconocer a los positivos: asumieron que posiblemente la mayoría de su población estaba ya contagiada, clasificaron a la gente por los síntomas y a los más sospechosos les hacían un TAC (tomografía computerizada) que toma imágenes de los pulmones de los pacientes: por lo visto las huellas que el coronavirus provoca en estos órganos son identificables para los expertos de un vistazo.

Fuente: Leer Artículo Completo