'Oosouji', el ritual para empezar bien el 2022

Llega el final del año y con él el momento de echar la vista atrás, reflexionar y plantearse objetivos para 2022. Quizás este año, en el que teníamos depositadas muchas esperanzas tras el catastrófico 2020, no ha sido tan bueno como esperábamos, pero el inminente comienzo de 2022 nos llena de energías y de ilusión para que todo lo que vengan sean mejoras.

Para potenciar esta actitud, existe un ritual originario de Japón cuyo objetivo es limpiar tanto la casa como nuestro mundo interior de todo lo negativo. Este método recibe el nombre de Oosouji que literalmente significa la gran limpieza.

El objetivo de esta limpieza general tan especial es sacar todo lo malo e inútil del espacio en el que vivimos para dejar sitio a todo lo nuevo que traiga el nuevo año. Este ritual se debe realizar los días previos a que termine el año y consta de una serie de pasos.

Para que en el próximo año sucedan todos los planes que tenemos previstos debemos que visualizarnos en esa situación. Para ellos, puede ser muy útil hacerse preguntas del tipo: ¿Cómo me quiero sentir? ¿qué hábitos queremos implementar? ¿Qué objetivos queremos alcanzar? ¿Qué tipo de persona quieres ser? ¿Con qué personas te quieres relacionar? Cuanto más concretos seamos en las respuestas más real será el propósito, así que deja volar tu imaginación. Además de pensarlo la recomendación es que escribas todas las contestaciones a las preguntas en un cuaderno, para poder consultarlas cuando pierdas el foco. Y de aquí parten todos los siguientes puntos, este esquema rige todo lo demás.

2. Agradece al entorno

Es importante seguir, igual que se hace con el método Marie Kondo, el ritual de agradecimiento hacia los objetos que conforman el hogar. El ser humano tiene una tendencia natural a acumular, una cantidad que a lo largo de la vida, puede ocupar un espacio innecesario. Este ritual enseña también a saber decir adiós a estos objetos que un día nos hicieron felices, o nos fueron útiles, pero hoy ya no tienen ninguna función en nuestra vida. Darles las gracias a todos ellos ayuda a darles una despedida sin culpa. De esta manera puedes desprenderte de objetos y experiencias que ya no necesitas, para volver a retomar el foco de tu vida y llenarlo de elementos nuevos (estos descubiertos en Instagram pueden servirte de inspiración).

3. A fondo

En este Oosouji no podría faltar una gran limpieza de la casa. Dedícale tiempo y repasa todos esos rincones que no se limpian habitualmente. Sacude los cojines de los sillones, limpia los rieles de las ventanas, pasa un pincel por los objetos de formas complicadas que acumulen polvo. El ritual indica, que para dar un orden a todo esto, lo mejor es comenzar desde lo más alto hacia abajo y desde la zona más alejada de la puerta de la casa, hacia la misma. También se recomienda usar productos sin aditivos innecesarios y de procedencia natural.

4. Con la colaboración de todos

Este método para sacar la negatividad del hogar tiene que ser un asunto en el que estén implicados todos los habitantes de la casa, también pueden ayudar los más pequeños. Es una manera de darles su lugar y hacerles sentir importantes. De la misma forma, también serán conscientes del trabajo que cuesta mantener la casa limpia y se sentirán orgullosos por haber formado parte de ello. Esto es algo que se corresponde con la corriente Montessori, que explica que desde los dos años, los niños ya son capaces de colaborar en las tareas domésticas.

5. Convertir la obligación en algo ‘disfrutable’

Esto se refiere a que no se trata solo de hacer una limpieza al uso con el objetivo de quitar el polvo que se acumula en las estanterías. Se trata de convertir esto en una especie de catarsis y al tiempo que cogemos la mopa, hagamos una reflexión consciente sobre aquello que necesitamos limpiar también en nuestra vida. Para ello la técnica del minfulness (aquí tienes instrucciones, si eres principiantes en esta disciplina) puede ser de gran ayuda.




Fuente: Leer Artículo Completo