Luna, la nieta artista de la duquesa Mimi: Echo mucho de menos a mi abuela

"En mi casa apenas hay pinturas, porque tenemos una de las mayores colecciones de grabados del reino de Sevilla. Están en todas partes. ¡Hasta en mi habitación!”. Desde pequeña, Luna Medina Orleans-Braganza (Nueva York, 1988) creció rodeada de historia. Su padre, Ignacio Medina, duque de Segorbe, es un respetado arquitecto hispalense y el único de los cuatro hijos con vida de la legendaria Mimi, duquesa de Medinaceli, descendiente directa del rey Alfonso X El Sabio y exsuegra de Naty Abascal.

Su madre es Gloria Orleans-Braganza, tataranieta de don Pedro II, el último emperador de Brasil, prima hermana del rey Juan Carlos y una reconocida decoradora de interiores. “Nosotros sabemos de dónde venimos, tenemos papeles que lo prueban. Es interesante ese lado tangible de la historia”, reflexiona la también prima de Luis y Rafa Medina.

Fruto de esa herencia, Luna, como prefiere que se la conozca —“Así, sin apellidos”— recibió a los 18 años el condado de Ricla. “Llevar un título nobiliario significa que lo tienes que proteger durante tu generación”, asegura con sentido de la responsabilidad. Más allá de su ilustre genealogía, esta joven cosmopolita destaca por su talento para el dibujo.

Empezó a estudiar Filosofía en la Universidad de Comillas de Madrid —“Me interesaba mucho poder responder a la pregunta de qué hacemos en el mundo”—, aunque lo dejó para marcharse a la Universidad Parsons de Nueva York, donde se formó en Ilustración, su verdadera vocación. “Dibujaba y escribía cuentos desde pequeña”, cuenta. En la Gran Manzana trabajó para una empresa de invitaciones, pero en 2015 se mudó a Sevilla para ponerse al frente, junto a su hermana Sol, del hotel familiar, Las Casas de la Judería, uno de los establecimientos con más encanto del sur. “Rehíce toda la cartelería”, explica.

Ahora compagina esta labor con otros proyectos. Recibe encargos a través de su página web y se ha lanzado al mundo editorial con La Gotita, un cuento con sus propias ilustraciones que ha triunfado entre sus amigos, entre los que está Cósima Ramírez. “Quiero publicar otro dentro de poco, pero para adultos”. Además, está preparando una exposición con sus pinturas.

A Luna le encanta viajar, practicar yoga, la música tecno y es tremendamente familiar. “Echo mucho de menos a mi abuela Mimi. Ella tenía un retrato suyo en su casa [el palacio Pilatos de Sevilla] del pintor Álvarez de Sotomayor. ¡La gente siempre decía que nos parecíamos mucho!”, finaliza Luna, la nueva generación de artistas de los Medinaceli.

La corte serbia

Luna es la pequeña de cinco hermanos. Su madre tiene tres hijos —Pedro, Felipe y Alejandro—, fruto de su primer matrimonio con el príncipe Alejandro de Yugoslavia, jefe de la casa real de Serbia. En la imagen, Luna aparece en segundo plano junto a su hermana Sol, en la boda de su hermano Felipe con Danica Marinkov.


Fuente: Leer Artículo Completo