Los 10 mejores pañales ecológicos y orgánicos para el bebé

  • Cómo curar el culete del bebé cuando está irritado o escocido
  • Los cambios de piel del bebé que son normales y cuáles no
  • 66 nombres para niño perfectos para tu bebé

Si deseamos combinar practicidad y ecología, no hay duda que los pañales ecológicos pueden convertirse en una opción realmente agradable. Eso sí, es imprescindible tener en cuenta un aspecto fundamental: quien dice ecológico, difícilmente dice “desechable”. De manera que, para ser cien por cien ecológico y respetuoso con el medio ambiente, lo ideal es cambiarse a los pañales lavables.

No obstante, en la actualidad podemos encontrarnos en las tiendas con diferentes marcas, de excelente calidad, que han sido fabricados con materiales biodegradables, por lo que, aunque sean tan desechables como los tradicionales, poseen una ventaja añadida: contienen materiales orgánicos que permiten incluso un reciclado o tratamiento mucho más sencillo una vez tirados a la basura.

Así, podemos encontrarnos con pañales ecológicos fabricados con materiales naturales y renovables (como el maíz), y en las capas más ecológicas, la celulosa de la madera con que han sido elaborados proviene de bosques etiquetados FSC y no han sido blanqueadas con cloro, un químico muy común pero agresivo que se utiliza habitualmente para el blanqueamiento de los pañales.

Además, al haber sido fabricados con materiales más respetuosos con el medio ambiente, también es común que sean igualmente respetuosos con la delicada piel del bebé, ya que evitan irritaciones, erupciones cutáneas muy molestas y las típicas rozaduras que sí tienden a producir los pañales tradicionales.

Es más, también pueden presentar otra ventaja añadida. Y es que, al contener materiales orgánicos o más naturales, sin alcoholes ni perfumes, son especialmente adecuados para aquellos bebés que tienden a tener una piel muchísimo más sensible. Pero, ¿qué opción elegir? Toma nota.

Aptos para bebés con un peso comprendido entre los 12-22 kg, estos pañales son los primeros pañales ecológicos sobre los que te vamos a hablar. A diferencia de los pañales de tela, estos pañales sí son desechables, pero puedes estar tranquila al tirarlos a la basura. Y es que la celulosa utilizada en el pañal proviene de bosques escandinavos de manejo forestal responsable, han sido dermatológicamente testados y cuentan con unas prácticas bandas laterales elásticas, ideales para permitir la total libertad del movimiento del bebé, haciéndolos muy cómodos.

Especialmente pensados para ser utilizados en recién nacidos (ya que son ideales para bebés con un peso de entre 2-5 kg), son muy cómodos, económicos y no irritan la piel del pequeño tan delicada y sensible. Ofrecen una máxima absorción y sequedad, lo que ayudará a cuidar y proteger la piel más delicada, manteniéndola sana y reduciendo al máximo cualquier riesgo de irritación. Además, están libres de cloros y fragancias, y han sido fabricados con una película de maíz libre de organismos modificados genéticamente (GMO).

Nos encontramos ahora con una de las marcas de pañales ecológicos más valorados del momento por las mamás y los papás. Y es que han sido fabricados con celulosa ecológica certificada, blanqueada con peróxido de hidrógeno, con una capacidad de absorción un 25% mayor que el siguiente mejor pañal del mercado. Ayuda a mantener la piel del bebé perfectamente seca y ventilada, combinando los beneficios que nos ofrece el uso de un pañal ecológico con los beneficios de los pañales desechables. Y es adecuado para bebés con la piel extremadamente sensible. Además, los puedes combinar con las toallitas ecológicas Pingo, que además son completamente biodegradables.

Fabricados con materiales suaves y transpirables, dermatológicamente probados y cien por cien libres de látex natural y fragancias, estos pañales ecológicos con diseño elástico de Moltex permiten un ajuste realmente cómodo para el bebé, con tres capas de absorción. Al ser de talla 4 son ideales para bebés de entre 7 y 18 kilos, y cuentan con unas barras laterales elásticas que no provocan rozaduras, y que se caracterizan por ser de muy buena calidad. Y lo más importante: disponen de un sistema especial de absorción de la humedad, ayudando a mantener al niño seco y contento durante más tiempo.

Con un precio realmente asequible, algo que sorprende porque la marca es considerada como una de las mejores dentro de la fabricación de los pañales biodegradables, estos pañales son ideales para quienes desean opciones muy ecológicas ya que disponen de un núcleo interior muy absorbente hecho con fibras vegetales naturales certificadas por FSC. Además, han sido fabricados con algodón orgánico suave, y poseen una tecnología de canal pura, que ayuda a eliminar rápidamente la sensación de humedad cutánea, que en ocasiones puede resultar muy incómoda para el bebé. Incluso disponen de un indicador humedad, que indica cuándo es hora de cambiar el pañal, incluyendo una protección contra fugas de hasta 12 horas.

Fabricados a base de fibras vegetales, libres de plásticos a base de petróleo en contacto con la piel, con un riesgo bajo de irritaciones y alergias cutáneas, y un alto rendimiento reconocido para mantener al bebé seco, estos pañales ecológicos premium son ideales, ya que cuentan con celulosa certificada al 100% por FSC, además de contar con un envase reutilizable certificado por TÜV, y una certificación OEKO-TEK Standard 100, que garantiza que pueden ser utilizados con total tranquilidad por familias veganas, al no haber sido fabricados con materiales o elementos de origen animal.

Estos pañales ecológicos transpirables y extrasuaves, muy ligeros y fáciles de usar, cuentan con una parte textil que encontramos en su parte trasera, lo que garantiza que la piel del bebé pueda transpirar más fácilmente. Además, poseen paneles laterales flexibles que permiten un ajuste perfecto y cómodo, mejorando al máximo la libertad del movimiento del niño. Además, son superabsorbentes porque cuentan con un sistema de secado rápido, lo que garantiza una rápida absorción, y una superficie seca durante más tiempo. Son pañales libres de lociones, conservantes, perfumes y parabenos.

Muy vendidos y populares en Francia, estos pañales ecológicos son ideales tanto para el bebé como para el planeta, ya que han sido diseñados sin ninguna sustancia controvertida y han obtenido el certificado ecológico Swan. Son pañales dermatológicos, respetuosos con la piel del bebé más delicada, respetuosos con el medio ambiente, seguros y muy eficaces. De hecho, no contienen látex, cloro, perfumes o ingredientes modificados genéticamente.

Si estás buscando pañales ecológicos para empezar a usar desde el principio con tu recién nacido, no hay duda que esta marca es para ti. Y es que han sido diseñados para bebés de entre 2 a 5 kilos, sin ingredientes químicos dañinos, al estar 100% libres de cloro (TCF), sin perfumes añadidos ni otras sustancias tóxicas. Además, son hipoalergénicos, fabricados en Finlandia en cooperación con la Federación Finlandesa de Piel, Alergia y Asma. Son respetuosos con el medio ambiente, ya que cuentan con la etiqueta ecológica nórdica, y ofrecen un alto rendimiento, al garantizar una absorción total al máximo nivel contra incómodas fugas.

Fabricados al 100% con fibra vegetal a base de plantas, y sin sustancias nocivas residuales, estos pañales disponen de un núcleo de superabsorción que ayudan a bloquear la humedad y mantener la superficie seca, gracias a que proporcionan un excelente rendimiento de absorción. Han sido elaborados con pulpa de madera de alta pureza. Además, no contienen látex o PVC, siendo fabricados pensando especialmente en la piel delicada del bebé. Han sido certificados con FSC, OEKO-TEK y OK CFCC biológico.

Fuente: Leer Artículo Completo