Gela, Ana y Rodrigo Jr, los tres hijos financieros de Rato

A finales de octubre de 2018, el que fuera presidente de Bankia y exvicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar, Rodrigo Rato (71), ingresaba en la prisión de Soto del Real por las conocidas ‘tarjetas black’ con una condena de cuatro años y medio. En julio de este año, Rato obtenía su segundo permiso de seis días concedido por la Audiencia Nacional y tras la sentencia del Caso Bankia, el que fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional ha sido absuelto de los delitos de falsedad contable y estafa en el caso de la salida a Bolsa de la entidad. ¿Cómo ha vivido su familia estos últimos años? Sin duda, los más afectados en este camino judicial han sido sus tres hijos.

Nacidos de su primer matrimonio

Rodrigo Rato, bisnieto de Faustino Rodríguez-San Pedro y Díaz-Argüelles (abogado, ministro, diputado, senador y Alcalde de Madrid durante el reinado de Alfonso XIII), es hijo del empresario asturiano Ramón de Rato Rodríguez-San Pedro, que fue encarcelado en 1967 por evadir dinero a Suiza a través de su Banco Siero, y de Aurora Figaredo Sela. Educado en los Jesuitas de Madrid, se licenció en Derecho en la Universidad Complutense y completó su formación con un master en Administración de Empresas por la Universidad de Berkeley (California). Ya siendo ministro de Economía (cargo que ocupó de 2000 a 2004), en 2003 obtuvo un doctorado en Economía Política por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid.

El norte de España fue durante toda su infancia el lugar de veraneo al que iba la familia cada año. Y así es como conoció en 1974 a la que sería su primera mujer, Ángeles Alarcó. Se casaron por la iglesia en 1987 y a partir de entonces formaron una familia en un espectacular chalé de más de 300 metros ubicado en el exclusivo barrio de El Viso. El matrimonio duró 15 años y su ruptura se hizo oficial en la famosa boda de Ana Aznar y Alejandro Agag en El Escorial en septiembre de 2002, ya que al enlace él acudió solo y ella fue junto a Jaime Mayor Oreja y su mujer.

Gela y Rodrigo tuvieron tres hijos. La mayor es Ángeles, a la que todos llaman Gela como a su madre, que tiene 30 años. Igual que hizo su padre, tanto Gela como sus dos hermanos pequeños, Ana (25) y Rodrigo (22), estudiaron en el centro privado Nuestra Señora del Recuerdo (uno de los mejor valorados cada año en el ranking educativo), colegio por el que han pasado las élites del mundo de los negocios y la política como Alberto Ruiz Gallardón y sus hijos, Ángel Gabilondo, Pablo Isla, presidente de Inditex, o el ganadero Alvaro Domécq.

La mayor se marchó a Londres en 2018

Una vez terminados sus estudios de Secundaria, la mayor de los tres hijos de Rato comenzó en 2007 la carrera de Business Administration and Management en CUNEF, centro de Estudios Financieros en el que también han estudiado otros cachorros de la jet como José María y Alonso Aznar (hijos de José María Aznar y Ana Botella), Carlos Cortina (hijo de Alberto Cortina y Miriam Lapique) o Íñigo, segundo hijo de Álvarez Cascos y Gema Ruiz. El tercer curso de la carrera lo llevó a cabo en Reino Unido y pasó un año en la Regent’s University de Londres. El padrino de su ceremonia de graduación fue el exministro de Economía, Luis de Guindos.

Justo antes de comenzar su trayectoria profesional, Gela pasó casi un año (de julio de 2012 a marzo de 2013) como voluntaria y coordinadora de proyecto en la Prefectura Apostólica de Battanbang en el noroeste de Camboya. Allí estuvo ayudando en la misión de su tío, monseñor Enrique Figaredo, que se dedica a la asistencia a los discapacitados en el país asiático. Apenas un mes después de regresar a España, la joven fichaba por Telefónica, primero como analista en el equipo Amerigo VC, puesto en el que estuvo un año, y después el departamento de Desarrollo de Alianzas, Innovación y Negocio en Telefónica Open Future, plataforma de emprendedores online de la operadora, donde permaneció hasta diciembre de 2018. Su fichaje no estuvo exento de polémica, ya que su padre se había incorporado en enero de ese mismo año al Consejo de asesores de Telefónica Latam y Europa.

Dirigida por Luis Solana, Gela se dedicó durante ese tiempo a dar apoyo a las pequeñas empresas tecnológicas comandadas por mujeres y estuvoinvolucrada en los proyectos Womemprende y Stemtalentgirl a través de Open Future. Solo dos meses después de que Rato ingresara en la prisión de Soto del Real, su hija mayor decidía poner tierra de por medio y se marchaba a trabajar a Inglaterra. Lo hacía como jefa de desarrollo de negocio de la empresa Wayra UK, con sede en Londres, y cuya finalidad es asesorar y ayudar a poner en marcha start ups.

La discreción de los hijos menores

La mediana de los tres hijos del exministro de Aznar, Ana, terminó el Grado en Administración y Dirección de Empresas y Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas en 2019. En esta elitista facultad estudia el hijo mayor de Mariano Rajoy y cuesta unos 12.000 euros por curso. Además, Ana pasó un año en la Sogang University, centro católico de la Compañía de Jesús en Seúl. Igual que su hermana mayor, la joven ha dedicado parte de su tiempo libre a ayudar a los demás y ha colaborado como voluntaria dando clases de inglés a niños desfavorecidos en Colombia o apoyo escolar en centros como el Ramón María del Valle Inclán en el distrito madrileño de San Blas.

La joven ha llevado a cabo varias prácticas en empresas de relieve como Inditex, donde estuvo durante un mes en sus oficinas de Londres, en Muapp (app de citas con prioridad para las mujeres) o en la Embajada de España en Yakarta, en Indonesia. En julio de 2018, Ana Rato empezó a trabajar como analista en Carlac Capital, un grupo de inversión que apoya estratégica y financieramente el crecimiento de empresas españolas, donde permaneció cuatro meses. En 2020 comenzó a trabajar como analista financiera en JME Ventures, enfocada a la realización de inversiones en startups tecnológicas tanto en España como en Europa y desde marzo de este año es becaria de análisis de negocio en Minsait, una compañía de Indra, empresa líder en consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información en España y Latinoamérica.

El más desconocido de los tres hijos de Rato es el menor, que lleva el nombre de su padre. El joven también estudió en el Recuerdo y nada más terminar el colegio decidía marcharse de España, seguramente para estar alejado del revuelo mediático causado por las diferentes causas penales a las que se tenía que enfrentar su padre. Estamos hablando del año 2015 y Rodrigo Jr se mudaba entonces a Enschede, una pequeña población de los Países Bajos. Según publicó en ese momento LOC, el joven comenzó allí a cursar una carrera de Finanzas en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Saxion, una de las instituciones de educación superior más grandes de los Países Bajos con cerca de 30.000 estudiantes.

El primer año, Rodrigo se alojó en una residencia de estudiantes, algo impuesto por la propia facultad y cada curso le costó a su padre unos 13.000 euros. Allí estuvo hasta 2016, año en el que se mudó a Reino Unido para seguir sus estudios en la Coventry University, un centro universitario situado a media hora de la ciudad de Birmingham.

Un gran apoyo para su padre

Los tres hijos de Rato han estado siempre al lado de su padre en los peores momentos e incluso se les ha podido ver ir a visitarle a prisión. Los jóvenes han vivido siempre con su madre en la casa de El Viso y allí solían cenar también con su padre cada año en Navidad. Eso sí, en septiembre de 2015, cuando el expolítico se casó después de 15 años de relación con su segunda mujer, la periodista Alicia González, en una discreta ceremonia en la finca que posee la familia de Rato en Carabaña, al sureste de la Comunidad de Madrid, solo asistieron sus dos hijas y Rodrigo Jr no estuvo, alegando que estaba fuera de España en ese momento. La boda se llevó a cabo en la más estricta intimidad (con apenas familiares y nadie del mundo de la política o las finanzas) y en un día entre semana para no levantar ningún revuelo mediático.

Fuente: Leer Artículo Completo