Garbanzos con kale, un potaje muy diferente

Los garbanzos con kale son la versión renovada y actualizada del clásico potaje de toda la vida. La clave diferente de esta sabrosa receta ideal para los días más fríos está en el kale, una verdura de la familia de la col considerada un superalimento gracias a los múltiples nutrientes y propiedades que aporta. En esta receta, el kale sustituye a las típicas espinacas, pero además también se usan otros dos ingredientes poco habituales en el potaje más tradicional como son el queso feta y el yogur natural.

De la mano de Tulipán, te contamos cómo preparar, paso a paso, unos garbanzos con kale capaces de satisfacer a toda la familia, tanto a los paladares más clásico como a los nuevos adeptos al ‘real food’, el movimiento de moda que apuesta por la comida real.

Garbanzos con kale

Precio: 1,5 €. Calorías: 300. Dificultad: baja. Tiempo: 40-60 min.

Ingredientes (4 personas): 400 g de garbanzos cocidos, 150 g de kale, 4 huevos, 150 g de queso feta, 1 yogur griego natural, 400 g de tomate triturado. 1,5 dl de caldo de verduras, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 guindilla, 1 rebanada de pan tostado, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Paso 1

Pelar y picar cebolla y ajo. Cortar en aros la guindilla. Poner una cazuela al fuego con 3 cucharadas de aceite, la cebolla y los ajos más la cantidad de guindilla que se desee. Mantener a fuego medio hasta que la cebolla quede bien pochada.

Paso 2

Añadir a la cazuela el tomate triturado, el caldo de verduras y los garbanzos cocidos. Salpimentar y dejar cocer cinco minutos.

Paso 3

Añadir a la cazuela el pan en dados, el queso desmenuzado y el kale. Dejar cocer a fuego medio hasta que el kale quede pochado. Hacer cuatro huecos en el contenido de la cazuela y cascar dentro los huevos. Mantener hasta que cuajen. Retirar del fuego. Batir ligeramente el yogur e incorporar a la cazuela antes de servir.



Fuente: Leer Artículo Completo