Es hora de la catarsis emocional: 3 formas mentalmente saludables de perder los papeles sin perder la dignidad

Un mal día lo tiene cualquiera. Y dos, y tres… pero cuando las cuentas no salen y la tensión de acumula podemos acabar protagonizando escenas de las que luego nos arrepentimos como llorar ante el frigorífico de helados del súper porque no tienen nuestro sabor favorito o saltar como una tigresa furibunda cuando el pobre dependiente del Starbucks se equivoca en nuestro pedido. Para rebajar el nivel de estrés y ansiedad sin perder la cabeza, los nervios ni los papeles en público puedes usar estas estrategias de catarsis emocional: escoge la que más te guste y úsala cuantas veces necesites. Funcionan.

Estrategias para liberar estrés: canta como si te fuera la vida en ello

Lo ideal sería poder acudir a una sala privada de karaoke. En estos sitios puedes desinhibirte y dar rienda suelta a tus emociones cantando a pleno pulmón. Pero como no están los tiempos para encerrarse en ningún lado a cantar, prueba a hacerlo en tu propia casa. Puedes poner Youtube y replicar tus canciones favoritas o hacerte con algún videojuego que te permita cantar micro en mano. Si además acompañasel canto con alguna coreografía, mejor que mejor.

Investigaciones del University College de Londres han comprobado que cantar en voz alta aumenta los niveles de endorfinas (las hormonas de la felicidad y la calma) y disminuye la presencia de cortisol en sangre (la hormona del estrés).

Estrategias para liberar estrés: ponte un buen dramón en Netflix

Tú no tienes por qué ser el protagonista de la historia para que esta te sirva de catarsis y no nos engañemos, es mejor tener una crisis de llanto asistiendo a las dificultades de la protagonista de una película que acabar teniendo esa misma crisis mientras conducimos camino del trabajo. Si tu estrés te da ganas de llorar, llora, pero cuando mejor te venga a ti.

El llanto es en sí mismo una catarsis que alivia de forma inmediata el sufrimiento al 30% de las personas que lloran. Pero para que sea aún más efectivo hay que hacerlo en buena compañía. Ver una película especialmente dramática con alguien que no nos importa que nos vea llorar puede dejar tus niveles de estrés a cero de nuevo. Según un estudio publicado en el Journal of Research in Personality las personas que lloran cerca de alguien que les aporta apoyo emocional se sienten mejor que aquellas que lo hacen delante de desconocidos o gente que no les apoya. Si notas que estás a punto de llorar, es hora de organizar un maratón de cine con tu mejor amiga y un paquete de clinex al lado.

Estrategias para liberar el estrés: limpiar la alacena de la cocina de una vez por todas

Marie Kondo tenía razón: limpiar pone en orden nuestras casas, nuestras vidas y nuestras mentes. El desorden, por sí mismo, es una fuente de estrés que se puede añadir a otros estresores de nuestro día a día hasta convertirse en la gota que colma el vaso.

Por el contrario, ventilar una habitación, ordenarla, despedirnos de los objetos que ya no usamos y dejarla como los chorros del oro es una catarsis y un ejercicio de mindfulness accesible a todo tipo de mentes. Si estás cerca de perder el control, prueba a reservar esa energía negativa acumulada para acometer la limpieza de la alacena y tus niveles de estrés y ansiedad descenderán como por arte de magia. Y si no te ves capaz por cuestión de agenda de cumplir con un objetivo tan grande, olvídate del lavavajillas por un día y friega los platos a mano. Según un estudio de la Universidad de Florida las personas que lavan los platos concentrándose en esta tarea reducen su estrés un 27% y aumentan su creatividad un 25%.

Fuente: Leer Artículo Completo