El texto viral de mujeres trabajadoras que te dejará sin palabras

Si hay un sentimiento que persigue a las madres trabajadoras, ese es el de culpa. Culpa por perderse el crecimiento de los hijos, culpa por no poder participar de sus juegos, culpa por no tener tiempo suficiente para estar con ellos, culpa por llegar tan tarde que siempre están acostados, culpa por abrir el primer bote que hay en la despensa para preparar una comida rápida, culpa por no haber podido la colada para que los niños tengan ropa limpia…

La Encuesta de Población Activa (EPA) asegura que, en 2018 –los datos más recientes de los que se disponen–, casi la mitad de los trabajadores (49,55%) no pudo asumir responsabilidades relacionadas con el cuidado de otras personas. Por ello, un 19,66% de adultos ocupados con hijos menores de 15 años utilizan servicios profesionales para poder conciliar.

En cuanto al porcentaje restante, la mayoría (49,52%) se organiza solo o con su pareja para cuidar a sus hijos y hay otro 19,84% que pide ayuda a abuelos, familiares y amigos para ello. Además, hay un 12,37% que afirma no necesitar ningún tipo de ayuda y un 7,33% que alega que no usa servicios profesionales porque son caros.

Una de las millones de personas del mundo que no llega es Sherry Carpineto, que durante años fue directora de una de una empresa. Tiene dos hijos, uno de ellos con enfermedades crónicas, y fue despedida en marzo. Buscó empleo durante la pandemia y cuidando de los menores y pudo encontrarlo en noviembre.

Ahora, con el apoyo de su jefe, ha querido compartir un texto en Linkedin redactado a partir de su experiencia y que se ha hecho viral al instante en internet. El texto versa sobre la eterna culpabilidad de las madres trabajadores y quiere servir de bálsamo ante todas aquellas mujeres que lo pasan fatal por no llegar a todo.

Una publicación que ha emocionado a miles de personas que han dado ‘like’ a su texto en Linkedin y que lo han compartido y lo han ido circulando por las redes sociales. Está claro que el sentimiento de culpa por parte de las madres trabajadoras es algo compartido en todo el mundo. El siguiente paso es reflexionar: ¿qué podemos hacer ante este problema?

Vía: ELLE ES

Fuente: Leer Artículo Completo