El poder femenino ante una nueva era

Ya está aquí la sexta entrega de Vogue Business by Santander, que llega para arrojar luz a tiempos inciertos. Las mujeres de negocios que desfilan por sus páginas nos traen ambición, humanidad y optimismo para que el futuro brille más que nunca.

Son cuatro mujeres, lideran grandes sagas del mundo del vino en nuestro país y creen en su mercado, inmerso en la búsqueda de nuevos canales de expansión. A lo largo de este complejo 2020 han aprendido que uno de los sectores más respetados de la marca España ha necesitado más austeridad, disciplina y respeto al medioambiente que nunca. Cristina Forner, de Marqués de Cáceres; Helena Rivero, de Bodegas Tradición; María José López de Heredia, de Viña Tondonia; y Carolina García Viadero, de Valduero; nos cuentan cómo han lidiado con sus retos desde la portada de VOGUE BUSINESS BY SANTANDER.

Desafíos que ponen a prueba los valores y el talento, como bien sabe Carmen Riu, que comprobó cómo en apenas unos días los 99 hoteles que formaban la cadena fundada por su abuelo hacía 67 años se veían obligados a cerrar sus puertas simultáneamente. Transcurridos siete meses, y sufriendo el cierre de la mitad de establecimientos, esta empresaria mallorquina que defiende las decisiones rápidas y el trabajo duro, confía en el pronto resurgimiento del turismo, uno de nuestros sectores más valiosos.

Uno de los reportajes de esta nueva entrega está dedicado a una innovadora estrategia que han llevado a cabo Banco Santander e Iberia. Las líderes que están detrás de esta alianza sin precedentes son María Ruiz Andújar, directora del área de desarrollo de negocio de Banco Santander; y María Jesús López Solás, directora comercial y de desarrollo de red y alianzas de Iberia. Ambas nos detallan la génesis de esta innovadora propuesta financiera que busca establecer lazos más estrechos con el cliente e incentivar su ilusión por volver a volar, física y emocionalmente.

El talento joven que pisa fuerte y está cambiando las reglas tienen su espacio en las páginas de VOGUE BUSINESS BY SANTANDER: la arquitecta madrileña Izaskun Chinchilla, que redefine el diseño urbano; la emprendedora venezolana Pierina Merino, creadora de la aplicación de realidad aumentada FlickPlay; o la youtuber sueca Simone Giertz, cuyas originales creaciones generan millones de visionados en su canal.

Están muy bien acompañadas en estas páginas por María Laín, Elvira Sastre, Nerea Luis, Isabel Pérez Dobarro, Daisy Kendrick y Alejandra Acosta. Tienen el potencial y disponen de la oportunidad para cambiar un porvenir que se presenta inevitablemente incierto. Están trabajando para convertirse en las líderes del futuro aplicando nuevas reglas, distintas a las de sus mentoras.

No falta el espacio dedicado a moda y estilo de vida. A lo largo de este año, un sector como el de la moda también se ha visto sometido a sus propias situaciones excepcionales. Su continua reinvención pasa por una fase de estabilización que se refleja en las prendas orientadas a la vida laboral: ante la incertidumbre, las firmas buscan que sus piezas sean más confortables y estructuradas, marcadas por cortes contemporáneos y materiales nobles. Justo lo necesario para nueva realidad profesional en la que se busca la sencillez y el confort sin perder la elegancia.

Además de analizar las circunstancias de grandes sectores, en este número también se habla de esos pequeños negocios que surgen de grandes ideas: cuando no se dispone de tiempo suficiente de desarrollo, del presupuesto soñado o de toda la ayuda suficiente, el pequeño comercio –y las iniciativas locales– se han visto obligados a parar para reinventarse. Han repensado sus códigos para adaptarse a las nuevas circunstancias. ¿Cuál ha sido el camino escogido? Crear nuevas y estimulantes líneas de negocio y pensar siempre en las necesidades del cliente, ofreciéndole una nueva experiencia.

Mucho más en el senúmero de VOGUE BUSINESS BY SANTANDER, ya en quioscos con Vogue diciembre.

Fuente: Leer Artículo Completo