El lado personal de Carlo Ancelotti: un hijo que sigue sus pasos, una hija periodista y esposa de origen español

El mundo del deporte está que arde tras el final de la Liga Española. Si hace unos días se conocía la marcha de Zinedine Zidane como entrenador del Real Madrid, este martes se anunciaba a bombo y platillo la llegada como nuevo coach del equipo blanco a Carlo Ancelotti (61), que por segunda vez (ya lo fue en 2013) entrenará al team madrileño. Nacido en Reggiolo, una pequeña localidad de algo más de 9.000 habitantes perteneciente a la provincia de Emilia Romagna, Carlo formó una familia con su primera mujer, la italiana Luisa Gibelline, con la que estuvo casado 25 años.

https://www.instagram.com/p/ByA8cmAo7mH/

A post shared by Carlo Ancelotti (@mrancelotti)

Carlo y Luisa se conocieron en 1983 cuando él jugaba en el AS Roma y ella era una de sus seguidoras más fieles. Gibelline siempre amó el deporte rey y llegó a jugar como portera en equipos locales y además practicaba tenis y softball, una disciplina muy parecida al béisbol. La pareja se casó poco tiempo después y Laura fue su fiel compañera y le seguía a los campos en los que el entonces futbolista jugaba. Curiosamente, ella se sacó la licencia de piloto de helicóptero en 1999 y en alguna ocasión hasta llevó a su marido a casa volando, literalmente. El matrimonio era feliz y tuvo dos hijos: Katia, nacida en 1984, y Davide, cinco años más tarde.

Pese a que Luisa fue el primer amor de Carlo, las cosas no terminaron bien y se separaron en 2008 cuando Carlo era técnico del Milan, el equipo que le ha dado (hasta ahora) las mayores alegrías de su carrera tanto como futbolista como en su papel de entrenador. Luisa Gibelline siempre se mantuvo en un discreto segundo plano dejando los focos a su entonces marido. El pasado 23 de mayo, Luisa falleció de manera trágica a los 63 años tras varios días ingresada en un hospital italiano y Carlo no dudó en poner rumbo a su país de origen para despedirse de la madre de sus hijos.

https://www.instagram.com/p/CLevaXvFx68/

A post shared by Katia Ancelotti (@katiancl)

Katia, la periodista que ser cantante

La hija mayor del hoy ya entrenador del Real Madrid es Katia, que nació en Roma mientras su padre jugaba en el equipo de la capital italiana. A sus 37 años, la joven ha querido pasar desapercibida en los últimos tiempos y vive feliz en Liverpool junto a su marido, Beniamino (Mino) Fulco y sus dos hijos. El sueño de Katia siempre fue ser una conocida cantante y probó suerte a los 19 años en el famoso programa musical de talentos italiano Amici. Poco después estudió Communications en la Universidad de Milán y tras graduarse se marchó a Reino Unido para trabajar en Londres en Chelsea TV como presentadora, justo en el momento en el que su padre era entrenador de ese equipo tras abandonar el AC Milan en 2009. Poco después, la hija de Ancelotti también trabajó en la cadena de pago Sky B.

https://www.instagram.com/p/CBC5238ohIw/

A post shared by Katia Ancelotti (@katiancl)

La boda íntima de Katia

En octubre de 2013, Katia se instaló en Madrid junto a su entonces novio Mino Fulco, que trabajaba como nutricionista en las filas del club merengue. Se conocieron durante una clase de sushi y ahí se enamoraron. Su aterrizaje en la capital española se produjo cuatro meses después de que su padre fuera confirmado como técnico del Real Madrid, equipo en el que estuvo hasta mayo de 2015. El 11 de junio de 2014, Katia y Mino se daban el ‘sí, quiero’ en un enlace casi secreto en Italia después de una romántica pedida de mano en Marrakech y de haber celebrado su despedida de soltera en Ibiza.

La pareja contrajo matrimonio en la basílica benedictina de Sant’Angelo in Formis, en el municipio de Capua, a unos cuantos kilómetros de Nápoles. Ella llegó a la iglesia junto a su padre en un coche de época descapotable y lució un diseño con falda con volumen y cuerpo tipo bustier y mangas transparentes de tul bordado y un larguísimo velo a modo de cola. Tras la ceremonia, los recién casados, sus familias y los invitados -entre los que se encontraban directivos del Real Madrid y del AC Milan- se trasladaron a la Tenuta San Domenico, un caserón del siglo XVIII reconvertido en hotel en el que disfrutaron del banquete y la fiesta posterior.

https://www.instagram.com/p/Bzk41JkIWV8/

A post shared by Katia Ancelotti (@katiancl)

Desde hace un par de años, Katia y su familia residen en Liverpool, municipio metropolitano del condado de Merseyside, en la región Noroeste de Inglaterra. Mino asesora al equipo de la ciudad en temas de alimentación y cuenta con el apoyo de su suegro. Hace unos años, Fulco era el dueño de un famoso estudio de pilates en Milán llamado Vita Reform en el que era habitual ver a rostros conocidos del país transalpino.

Katia disfruta de una vida tranquila junto a su marido y sus dos retoños de cinco y tres años. Es la fundadora de la firma Debate, marca de ropa streetstyle cuya sede principal se encuentra en Parma (Italia). Practica pilates varias veces a la semana y se declara una enamorada del sushi y de la pasta carbonara que prepara su padre. Admite ser una experta en mudanzas, ya que en los últimos 12 años ha llevado a cabo hasta 12 en siete países diferentes. Las vacaciones las suelen pasar en la paradisíaca (y carísima) isla de Cerdeña, pero les gusta tanto el mar y la playa que aman viajar y recorrer el mundo de Brasil a Ibiza.

https://www.instagram.com/p/CJfAFQqM2dW/

A post shared by Ana Galocha (@anagalochaf)

Davide, la mano derecha de su padre

El hijo pequeño del entrenador, Davide, tiene 31 años. El joven, que nació en Parma, es un apasionado del fútbol desde que era un niño y el ejemplo de su padre como deportista siempre ha estado presente en su vida. Siempre fue muy tímido y el estar rodeado de estrellas le ayudó a abrirse más. Con 22 años se graduó en Ciencias del Deporte y pese a que muchos podrían haber visto en él a un nuevo ‘hijo de’ en los campos tras el balón, Davide se dio cuenta rápido de que no tenía el talento suficiente para eso y prefirió estudiar y formarse, según contaba en el Daily Mail hace un tiempo. Hizo una tesis de fin de carrera sobre Ciencias del motor en los futbolistas y fue premiada como una de las mejores de su promoción. Hizo varios cursos para ser entrenador y consiguió las licencias necesarias para convertirse en técnico siendo también de los mejores de su año.

Comenzó su trayectoria como preparador físico y trabajó un año en la cantera del PSG en 2012 para luego dar el gran salto al lado de su padre y ser asistente del preparador físico del Real Madrid en la primera etapa de Ancelotti en la capital española. Cuando Carlo se marchó al Bayern de Múnich, Davide entró a formar parte del cuerpo técnico de su progenitor y así continuó también en la etapa de Ancelotti en Nápoles. En noviembre de 2019 se sentó por primera vez en el banquillo como primer entrenador después de que su padre fuera expulsado en un partido ante el Atalanta. Davide dirigió con seguridad al equipo y hasta se enfrentó a los medios en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Siguiendo a su padre, Davide aterrizó en el Everton y con 30 años se convirtió en el entrenador asistente más joven de la Premier League, además de ser alabado por los expertos en el deporte rey británico. "Ha tenido oportunidades en grandes equipos gracias a su padre, pero ha trabajado muy duro. Cuando llegaron al Everton lo hicieron sin ningún ego, fueron humildes e inteligentes. Davide tiene una mente muy trabajadora. Algún día será primer entrenador y llegará lejos", decía uno de ellos en The Athletic. Por ahora no se sabe si Davide también vendrá a Madrid junto a su padre, pero todo indica que dada su gran trayectoria y su buena sintonía siempre con los jugadores a los que ha preparado apunta a que podría ser la nueva mano derecha de Ancelotti en el Real Madrid.

https://www.instagram.com/p/B3wnP0fIbzU/

A post shared by Ana Galocha (@anagalochaf)

Casado con una actriz española

Precisamente fue en Madrid donde Davide conoció a la mujer de su vida. Se trata de la actriz Ana Galocha con la que lleva desde hace más de ocho años. La pareja estuvo un tiempo separada, ya que Ana se quedó en España con sus hijos mellizos, Lucas y Leonardo, mientras Davide emprendía una nueva aventura profesional en Reino Unido. Además del mundo de la interpretación (se formó con Juan Codina y Raquel Pérez y ha trabajado como reportera y participado en algunos largometrajes como Radiografías de Espanta e incluso ha hecho una gira por México con el musical Juega y Canta con Pocoyó y Madagascar, entre otros trabajos), Galocha es una apasionada del mundo del arte y dedica buena parte de su jornada a pintar. Sus obras pueden verse en el perfil de Instagram Ana Galocha Colores y son una mezcla de arte pop y collages de lo más originales.

A la pareja le encanta pasar los fines de semana que tienen libres montando en bicicleta con sus hijos y corriendo en alguno de los parques de Liverpool, donde viven en la actualidad. Ana, de 36 años, es una gran deportista también, practica boxeo y va al gimnasio varias veces a la semana.

https://www.instagram.com/p/BVWydM4lHtA/

A post shared by Carlo Ancelotti (@mrancelotti)

Carlo pasó por el altar en 2014 por segunda vez

Carlo Ancelotti llegará a Madrid junto a su segunda mujer Mariann Barrena McClay (51), con la que se casó el 6 de julio de 2014 en Vancouver, ciudad natal de ella, aunque por sus venas corre sangre española, ya que su padre es de Sigüenza (Guadalajara) y su madre de Santander. Se conocieron en Londres mientras él entrenaba al Chelsea y rápidamente entre ellos surgió la chispa del amor. Mariann es una mujer de negocios y siempre ha estado al lado de su pareja en un segundo plano.

Mariann obtuvo un máster en ADE en la Cass Business School de Londres y ha trabajado para empresas tan importantes como Barclays o la firma minera Dayton Mining Corporation. Habla inglés, francés, italiano y español. Nació en Vancouver porque su padre había estudiado Ciencias del Mar en Barcelona y se especializó en turbinas, algo que le llevó a trabajar al otro lado del Océano Atlántico. En Canadá vivió su juventud y allí Mariann se casó por primera vez con un magnate del sector minero.

Estudió en la Facultad de Ciencias del Mar de Barcelona y su especialización en turbinas le brindó un puesto de trabajo al otro lado del Atlántico. Allí, en Canadá, nació, creció y también se casó con un magnate minero, con quien tuvo una hija, Chloe.Cuando se divorció, decidió cambiar de aires y se mudó a Londres para seguir con su carrera profesional y ahí fue donde conoció al italiano. Cuando él fichó por el Madrid se instalaron en un piso de lujo en el exclusivo barrio de Retiro muy cerca de la Puerta de Alcalá. Mariann ya tenía también una hija, Chloe, de su primer matrimonio cuando conoció a Carlo que ya tiene 24 años.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo