Cinco años dan para mucho: así ha sido la vida de Iker Casillas y Sara Carbonero en Portugal

“Lo importante es el camino que recorres y la gente que te acompaña, no el destino al que te lleva, porque eso con trabajo y esfuerzo, llega solo y creo que puedo decir, sin dudar, que ha sido el camino y el destino soñado. #Grac1as”. Con estas palabras, el madrileño Iker Casillas colgaba esta mañana los guantes tras 22 años como portero de fútbol profesional.

El de Móstoles llegaba hace cinco años a Oporto con su esposa, la periodista Sara Carbonero, y su primer hijo, Martín. En el verano de 2015, Casillas comenzaba su contrato con el FC Oporto mientras su esposa se veía obligada a pedir una excedencia de Informativos Telecinco. Ambos avistaban una vida llena de oportunidades desde su lujoso piso en Foz do Porto, cerca de la famosa playa de Matosinhos y las arquitectónicas Piscinas das Marés.

A post shared by Iker Casillas (@ikercasillas) on

Aunque en su actual despedida se quedan con los amigos que han hecho, "ya parte de su familia”, y los buenos momentos vividos –como el nacimiento de su segundo hijo, Lucas, en 2016– no todo ha sido un camino de rosas.

Hace tan solo un año, la vida del exfutbolista daba un vuelco. Mientras entrenaba con sus compañeros de juego, sintió una fuerte presión en el pecho. A sus 38 años, el deportista sufría un infarto de miocardio. Este susto fue suficiente para que el portero comenzase a replantearse un nuevo estilo de vida. Aunque el verdadero punto de inflexión les sobrevino con la noticia de que, su mujer, Sara Carbonero tenía que ser intervenida de un tumor ovárico.

"Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender", explicaba la periodista, reconvertida en influencer desde su llegada a Portugal, a sus más de 2,8 millones de seguidores. Ambos relajaron la intensidad de su vida pública y comenzaron a disfrutarde las pequeñas cosas. Una filosofía slow life, como declara Carbonero en su perfil de Instagram, rodeada de sus amigos más cercanos y disfrutando al máximo de sus hijos "con el Atlántico de fondo".

https://www.instagram.com/p/B9xXAQWoVlO/

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

Con el tweet del jugador, ambos cierran una etapa y vuelven al país que les vio crecer. En sus redes sociales cada uno se ha despedido a su manera. Hace un par de días, Casillas aparecía por sorpresa en el campo para celebrar con sus compañeros del FC Oporto la victoria de la Copa de Portugal. Y lo inmortalizaba en su Instagram, visiblemente emocionado.

Por su parte, Sara Carbonero reflexionaba en una extensa y misteriosa publicación –que ahora podemos comprender, sobre la belleza de la que probablemente fue unna de sus últimas noches en Portugal. "Hoy me duermo agradeciendo que la vida nos siga sorprendienndo y regalando momentos únicos (…). En definitiva que nno perdamos nunnca esa mirada de niño que nos haga ver las dificultades como aventuras y oportunidades para crecer". Que tengan un buen comienzo.

Fuente: Leer Artículo Completo