Cáncer de colon, la importancia de una detección precoz

El cáncer de colon es uno de los más frecuentes en España, con casi 45.000 personas diagnosticadas en 2019, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). El 80% de los casos de cáncer de colon son esporádicos lo que significa que su causa es inespecífica, y el 20% restante son hereditarios.

Se trata de un cáncer que suele asociarse más a los hombres por su incidencia en este sexo pero puede afectar a ambos. Aquellas personas con familiares de primer grado con cáncer de colón tienen más probabilidades de padecer la enfermedad y de ahí la importancia de realizar revisiones periódicas para su detección precoz, ya que en el 90% de los casos hay probabilidad de curación.

¿Cuándo se produce el cáncer de colon?

«El cáncer de colon se produce cuando las células del colon o recto crecen y se multiplican sin control, dañando al tejido circundante e interfiriendo en la función normal del colon o recto», según explican los expertos de MD Anderson Cancer Center en su web.

La mayoría de estos tumores malignos, en torno al 70% aparecenen los primeros 180 cm del intestino grueso, y el otro 30%, se encuentran en los últimos 25 cm del intestino grueso o recto. En conjunto, estos se denominan cánceres colorrectales.

Un cáncer silencioso en sus primeras fases

El cáncer de colon es uno de los que no presenta síntomas en sus fases inciales y la mayoría comienzan por un pólipo, una pequeña masa cancerosa que se encuentra en la pared del colon y que si crece puede convertirse en un tumor maligno. Si éstos van haciéndose más grandes es cuando incrementa la posibilidad de presentar determinados síntomas como por ejemplo: sangre en las heces, hemorragia rectal, dolor abdominal o cólicos con molestias en la parte inferior del abdomen, deseo de defecar cuando en realidad no se tiene ganas…

Incidencia del cáncer de colon, detección y tratamientos

Los expertos recomiendan hacerse revisiones a partir de los 50 años, si no hay antecedentes personales (como enfermedad de Crohn, colitis o pólipos adenomatosos) ni familiares que supongan un riesgo mayor, tanto en mujeres como en hombres. La colonoscopia, la prueba de sangre oculta en heces (PSOH) o prueba de inmunohistoquímica fecal (PIF) todos los años, la sigmoidoscopia cada cinco años, una análisis antígeno carcinoembrionario (CEA), el tacto rectal y el enema opaco de doble contrastes son algunas de las formas de diagnóstico del cáncer.

Los tratamientos que actualmente existen para este tipo de cáncer son:

– Técnicas de Radioterapia para tumores de recto y canal anal:

– Radioterapia de intensidad modulada (IMRT)

– Radioterapia volumétrica (VMAT)

– Radiocirugía esterotáxica extracraneal (SBRT)

Recomendaciones y hábitos saludables para su prevención

Una de las formas de afrontar la enfermedad con éxito y minimizar las secuelas del tratamiento es llevar una rutina alimentaria saludable. para eso debemos tener en cuenta, según la Clínica Nostra Senyora del Remei, que entre sus especialidades médica está el cáncer de colon, las siguientes recomendaciones:

– Reducir al máximo el azúcar blanco

– Consumir aceite de oliva, no aceite de girasol ni de maíz, ya que no estimula la inflamación.

– Evitar las grasas vegetales hidrogenadas como la margarina y todas las grasas animales cargadas de omega.

– Reducir el consumo de carne roja y procesados

– Y reducir las comidas con alto contenido en sal

Y por otro lado, debemos incrementar el consumo de:

-Las verduras crucíferas (brócoli, repollo, coles de Bruselas, col blanca y roja cocinadas al vapor.

– Las frutas frescas muy bien lavadas

– Los frutos rojos

– El pescado con alto contenido en ácidos grasos omega-3

– El jengibre que puede ser molido o rallado para agregar al té o a las comidas.

Fuente: Leer Artículo Completo