Bechet, hija de Woody Allen: Puedo, con la conciencia clara y sin duda, defender a mi padre de la falsa acusación

Cuando parecía que el debate había perdido interés tras la publicación de sus memorias y el estreno de su última película, una nueva serie documental de HBO ha reabierto las heridas del caso Mia Farrow/Woody Allen. Con la participación de la actriz y su lado de la familia, entre ellos su hijo Ronan Farrow y la propia Dylan, quien acusa al director de haber abusado de ella cuando era niña, Allen v. Farrow intenta desmontar las dos investigaciones judiciales que exoneraron al cineasta a través de cuatro episodios que se estrenarán el 22 de febrero.

Woody Allen no interviene en el documental dirigido por Kirby Dick y Amy Zering –ganadores de dos Emmy y candidatos al Oscar por La guerra invisible–, aunque ellos afirman que buscaron obtener respuesta del director y de su mujer Soon-Yi. Después de dedicar gran parte de su autobiografía a atacar las acusaciones de Mia Farrow, el autor de Annie Hall parece que ha preferido mantenerse al margen. Pero le ha salido una defensora: su hija Bechet.

Bechet Allen, de 22 años y la mayor de las dos hijas que adoptaron él y Soon-Yi, ha mostrado su disgusto con este nuevo ataque a su padre. El 5 de febrero, poco después de anunciarse el lanzamiento de la serie, expresó su descontento a través de sus Stories de Instagram. “Estoy pensando en darme de baja de HBO”, escribió, acompañando el texto con un selfie y un pequeño lamento: “¿pero por qué tendrán que tener todas las películas de Ghibli?”. Unos minutos más tarde, revelaba que sus amigos le habían explicado que podía ver las cintas del estudio japonés en otras plataformas sorteando las restricciones geográficas.

Su indignación con el documental no quedó ahí. Unos días después, el 8 de febrero, compartió unas líneas en las que defendía a su progenitor sin ambages. “Tal y como aprendí en quinto de primaria, deberías ser capaz de citar fuentes acreditadas, como artículos académicos y documentos legales, antes de abrir la boca o escribir algo que vaya a ser registrado o publicado”, escribió, también a través de Stories. “He investigado, y puedo, con la conciencia clara y sin duda, defender a mi padre de la falsa acusación de que abusó de su hija, Dylan”, continuó. “Además, acusar falsamente a alguien de abuso, violación, etc, perjudica las alegaciones de la gente que sí ha tenido que experimentar estos hechos traumáticos. Es repugnante e imperdonable”.

No es la primera vez que Bechet Allen intercede por su padre. En 2018, cuando Ronan Farrow redobló su ofensiva contra el cineasta, Bechet publicó un texto en su Facebook que acompañaba la carta de su hermanastro Moses, el hijo de Allen y Mia Farrow que se puso del lado de él. “Nunca he querido involucrarme en debates de las redes sociales donde se discuta sobre mi padre, pero se ha llegado a un punto en el que me he dado cuenta de que no podía continuar callada. No voy a seguir pretendiendo que no sucede nada y voy a defenderle. Mi padre siempre ha sido cariñoso y amable conmigo. Es mi turno de demostrarle mi apoyo”, dijo entonces Bechet.

Bechet es actualmente estudiante de Historia del Arte en Bard College (Nueva York). Fue adoptada por el director y Soon-Yi a los seis meses de nacer en China. Habla varios idiomas, toca la guitarra española y sale con Ogden Huntington-Olivas, que regenta una librería de títulos de segunda mano. Su hermana pequeña, Manzie, es un año menor. Bechet siempre suele viajar con Allen y Soon-Yi a las localizaciones, y pasó el mes de julio de 2019 con sus padres en San Sebastián mientras se rodaba Rifkin’s Festival, donde ejerció como ayudante de vestuario de la figurinista española Sonia Grande.

Fuente: Leer Artículo Completo