Adriana Cerezo, la ‘niña maravilla’ que ha ganado la primera medalla olímpica para España: debutante de 17 años, quiere ser GEO y ha sacado un 13 en la EvAU

Adriana Cerezo empieza a cumplir su sueño de hacer historia en el deporte. La joven de Alcalá de Henares, de 17 años, ha ganado la primera medalla olímpica para España en los juegos de Tokio. La ‘niña maravilla’, como la llaman sus compañeros, se había impuesto a todas las rivales a las que se había enfrentado -con mucha más experiencia y medallas en su haber-antes que a la tailandesa Panipak Tha Wongpattanakit. Ha perdido el oro en los últimos segundos, pero eso no ha ensombrecido su olimpismo. La española, que debutó hace un año en categoría absoluta de -49 kg, se ha enjugado las lágrimas para levantar la mano de su rival y proclamarla vencedora, un gesto en estas olimpiadas del silencio -no hubiera podido participar si se hubieran celebrado en 2020 como correspondía- alabado por la profesionalidad y madurez que demuestra.

La meditación y el mindfunless ayudan a Adriana concentrarse en los entrenamientos de un deporte que le entusiasma y que comenzó a practicar, a los cuatro años a espaldas de sus padres, gracias a la complicidad de su abuelo José y a las películas de Bruce Lee y Jackie Chan que veían juntos. Sus progenitores, David y Mar, no veían demasiado bien que su hija hiciera un deporte “de pegarse”, preferían algo que, pensaban entonces, fuera mejor con una niña. Por eso hizo casi de todo antes de contarles qué era lo que realmente quería. "Se me daba bien casi todos los deportes, pero iba totalmente a mi bola. Jugaba al tenis y casi me echaron porque no me apetecía jugar partidos e iba con la pelota y la raqueta por mi cuenta… era lo peor. Hice patinaje artístico también, ballet, flamenco: y me recuerdo ahí llorando todos los días porque no quería entrar a la sala. Hice también gimnasia rítmica, de todo", ha recordado en El País. Hasta que se dieron cuenta de que el lugar de su hija era el tatami. Hace años que la apoyan en su determinación. Si todavía les quedara algún resquicio de duda, hoy la habrán disipado viéndola desde el chalet que han alquilado para seguir a la ‘niña maravilla’ junto a Jesús Ramal, su entrenador en club Hankuk International School de San Sebastián de los Reyes, y el resto de técnicos que en los últimos años han hecho malabares ajustando los entrenamientos de Adriana con sus estudios. Acaba de terminar Bachillerato, ha logrado un 13 (sobre 14) en la EvAU y su intención es estudiar Criminología y después formar parte del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional, GEO. "Me molaría mucho. Pero ya veremos", ha confesado la joven cuyas referentes son Brigitte Yagüe, la mejor taekwondista española de la historia, y la china Wu Jingyu, una de las grandes del mundo a quien Adriana ha ganado en Tokio antes de llegar al tercer asalto, empezando así a escribir su propia historia.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo