5 curiosidades que no sabías sobre el roscón de Reyes

  • ¿Sabías que el origen del roscón de Reyes nada tiene que ver en realidad con estos tres famosos personajes?
  • Conocemos cuáles son los mejores roscones de Reyes del supermercado, ¿pero qué curiosidades guarda este dulce detrás?

    La Navidad no se acaba en España hasta que no disfrutamos de un pedazo de roscón de Reyes la mañana del día 6 de enero, que es cuando realmente nos damos aquí los regalos. ¿Pero te has preguntado alguna vez de dónde viene la tradición de comer roscón en estas fechas? ¿A quién fue el primero que se le ocurrió la receta de este bollo irresistible que se ha consolidad como un auténtico placer gastronómico?

    Resulta que en realidad, su origen no se debe a una fiesta religiosa. El origen del roscón de Reyes reside en una fiesta pagana que poco tiene que ver con el nacimiento de Jesús o la llegada de los reyes al pesebre –que es lo que se tiende a pensar–. “Es necesario adentrarse en la historia, hasta el S. II a.C, en el que a mediados del mes de diciembre se celebraban “las saturnales”, fiestas en las que los romanos homenajeaban a Saturno (dios de la agricultura y las cosechas) y celebraban el final de la temporada agraria”, nos explican los expertos del restaurante madrileño ‘Bodega de los secretos’, donde podemos disfrutar de este dulce los días 5 y 6.

    Atenta a estas otras curiosidades sobre el roscón de Reyes que seguramente desconocías.

    1. Antiguamente su aspecto era muy diferente

    Para esta celebración se preparaba una torta a base de miel, con higos, dátiles y frutos secos. Su aspecto poco tenía que ver con el que conocemos, aunque poco a poco fue adquiriendo la forma del roscón que conocemos. Lo que sí se hacía antes también era esconde el haba, aunque entonces era un símbolo de fertilidad y buena fortuna para aquel que la encontrase. Hoy en día, si te toca el haba, tienes que pagar el roscón.

    2. La receta original no llevaba fruta escarchada

    A más de uno le habría gustado que se respetase la receta original. Y es que hace años el roscón era un bollo seco espolvoreado simplemente con azúcar, pero no con fruta.

    3. Tampoco se rellenaban

    Lo que se cocinaba era simplemente la masa con su posterior decoración. No fue hasta los años 60 cuando los roscones comenzaron a rellenarse de nata, y unos años después, también de trufa y crema. Hoy en día el que triunfa es el de nata: ¿sabías que el 80% de los que se venden en España son de esta variedad? Más de 28 millones al año.

    4. Antes no había figuritas dentro, sino una moneda

    Mientras que el haba es un signo negativo, la figurita del rey mago que entra dentro del roscón es señal de buena suerte. Esta se simbolizaba antes con una moneda de oro: fue Felipe V quien introdujo esta tradición.

    5. Los españoles no somos los únicos que comemos roscón de Reyes

    Hemos exportado este dulce a países iberoeamericanos, donde es especialmente popular en México y Colombia. Aunque también existen diferentes versiones de nuestro roscón en países europeos que se comen en estas fechas.

    Vía: Women’s Health ES

    Fuente: Leer Artículo Completo