4 beneficios de beber agua según la ciencia.. y sí uno es que adelgaza

Que si hay que tomar ocho vasos de agua al día al día sí o sí, que si hay que beber sin sed… El agua y la hidratación están llenas de mitos y falsas creencias que es hora de empezar a desterrar de nuestras rutinas. Por ejemplo, que beber agua con limón desintoxica el organismo (tú tranquila que tu organismo ya sabe desintoxicarse sin necesidad de mezclas raras) o que si eres propensa a retener líquidos es mejor no beber demasiada agua. Pues bien, si hacemos caso a los estudios científicos, sí, beber agua es la mejor forma de hidratarse que existe y tiene múltiples beneficios para nuestra salud. Algunos de ellos no los conoces y otros que te esperas ver en este listado no van a parecer. Esto es todo lo que dice la ciencia sobre lo bueno que es beber agua:

1. Antes de entrenar hay que beber agua para prevenir agujetas y mejorar el rendimiento

Hidratarnos antes de hacer ejercicio es tan importante como hidratarnos durante el mismo. No olvides nunca que tus músculos son un 80% agua y eso es precisamente lo que necesitan para superar el esfuerzo al que los vas a someter. Además, si no tomas suficiente agua antes de hacer deporte tu rutina de ejercicios te va a parecer mucho más difícil de ejecutar tanto física como mentalmente, o eso afirma un estudio de la Universidad de Carolina del Norte.

2. La primera víctima de la deshidratación es tu cerebro

Si notas que no acabas de aclararte mientras estudias o estás en el trabajo… bebe un buen vaso de agua. El cerebro es muy sensible a la deshidratación, por leve que sea. Un estudio publicado en The Journal of Nutrition realizado en mujeres jóvenes comprobó que una leve deshidratación de apenas un 1,4% de pérdida de líquidos es capaz de provocar una bajada del estado del ánimo, descenso de la memoria y la concentración e, incluso, dolor de cabeza.

3. Beber agua es la forma más sencilla de combatir el estreñimiento

No solo de fibra vive el intestino, también necesita una buena cantidad de agua. Beber suficiente agua al día (especialmente si es mineral y rica en magnesio) es el mejor aliado para las personas que no pueden ir al baño tan a menudo como deberían según un estudio alemán.

4. Y la definitiva: sí, beber agua, adelgaza

Especialmente si se hace de la forma correcta y en la cantidad adecuada (y si se compara con la gente que no bebe agua, por supuesto). Un estudio realizado con mujeres jóvenes que tenían sobrepeso demostró que las que bebieron 500 ml extras de agua tres veces al día antes de las comidas durante ocho semanas perdieron más peso y grasa que aquellas que no lo hicieron. ¿La mejor forma de conseguir este resultado? Beber esa cantidad de agua media hora antes de las comidas principales del día.

Fuente: Leer Artículo Completo