'Skinimalismo': la tendencia en cuidado de la piel por la que menos es más

El skinmalismo ha llegado para salvarnos de la pereza a la hora de llevar a cabo la rutina de la piel, algo que es prácticamente generalizado, exceptuando a las que aman el momento crema o a aquellas que encuentran su momento en la rutina de belleza. Las vagas beauty están de suerte, gracias a una tendencia en cuidado de la piel que simplifica la rutina facial y que acaba de aterrizar en España gracias a los mundos de Pinterest.

El skinmalismo es la tendencia que se basa en unas pautas sencillas y en usar muy pocos productos para limpiar, tratar o incluso maquillar la cara. Pero lo mejor es que promete también una piel sana, jugosa y luminosa. Es decir, que lo de menos es más no podía ser más cierto.

“Menos tiempo sin sacrificar los resultados, o menos productos en el ritual pero más efectivos”, dice Natalia Olmo, experta en dermocosmética y fundadora de Maminat, una marca que apuesta por productos elaborados con materias primas 100% naturales.

Al simplificar la rutina, concentrando los cuidados en cada paso, es importante seleccionar bien los cosméticos a utilizar, puesto que serán los encargados de brindar un aspecto luminoso, calmado y jugoso a la piel. La profesional asegura que “hay ciertas cosas que son básicas, como una correcta higiene por la mañana y por la noche, una buena hidratación de la piel posterior y, fundamental también, una buena fotoprotección; esto puede ser más que suficiente en muchos casos”.

Para conseguir una tez saludable es fundamental emplear productos que nos aporten hidratación, que nos ayuden a limpiar muy bien la piel y a protegerla del sol. Son los pilares fundamentales para un ritual de belleza adecuado. Pero, por encima de todo, debemos apostar por “cosméticos elaborados con ingredientes naturales”. Según Natalia, “utilizar productos con una formulación suave que no incluya componentes agresivos, como alcoholes, parabenos o colorantes artificiales nos ayuda a proteger la dermis, a oxigenarla e hidratarla”, apunta.

“Por la mañana se necesitan antioxidantes como la vitamina C o el ácido ferúlico que actúan de barrera contra los agentes externos; por la noche, los conocidos como transformadores, esto es, el retinol y los alfahidroxiácidos que van a potenciar la regeneración que sucede en el órgano mientras dormimos”, aclara Olmo. “A la hora de hidratar, el ácido hialurónico es la opción más efectiva”, añade. Es decir, habrá que elegir cada producto con ingredientes activos potentes.

Y en lo que al ritual de maquillaje se refiere: “La clave radica en lograr una piel resplandeciente y nutrida desde el interior”, soluciona Natalia, dejando claro que todo se basa en el cuidado de la piel. “Preparando e hidratando el cutis como es debido, este florece y hace que el maquillaje sea tan solo un extra.”




Fuente: Leer Artículo Completo