Los pintalabios más vendidos, los más icónicos y los más nuevos que sobrevivirán a las mascarillas

“Cada vez que salgo en televisión, la gente pregunta por mi barra de labios” dice Alexandria Ocasio-Cortez en el número de octubre de Vanity Fair USA. La congresista estadounidense ha dado un nuevo significado a un gesto tan femenino como maquillarse los labios, que hoy muchos entienden como una declaración de intenciones. Su icónico rojo (Stay All Day Liquid de Stila en tono Beso, concretamente) se ha convertido en un símbolo de feminismo y poder desde que el pasado mes de julio enmarcó su épico discurso ante Ted Yoho: “Llevé un poco de pintura de guerra aquel día, sí”, dice en su entrevista.

La actitud que otorga pintarse los labios es algo muy arraigado en la cultura hispana, también a este lado del océano. No en vano, el 95,4% de las españolas utiliza labiales según el estudio llevado a cabo por Revlon “Hábitos y motivaciones de las mujeres españolas en el uso del maquillaje”. 2020, sin embargo, está poniendo a prueba una de las leyes inamovibles en las grandes crisis desde que comenzó el siglo: ya saben, esa que dice que cuanto peor es la economía, mejor se vende el pintalabios. El uso de la mascarilla, esencial por la pandemia, está cambiando la manera en que nos maquillamos (las pestañas son las grandes beneficiadas) y aunque sea un annus horribilis en la venta de labiales, marcas y maquilladores se resisten a prescindir de esta herramienta. Para muestra, varios ejemplos: la francesa Guerlain (creadora de la primera barra de labios de la historia) acaba de reeditar su icónico Rouge G, Chanel cuenta este otoño con cinco grandes novedades en labiales (entre barras hidratantes, brillos de alta duración, barras líquidas y barras intensas) y la gurú del maquillaje con marca propia que es Charlotte Tilbury ha lanzado un brillo de larga duración (hasta 7 horas). Una de sus frases más conocidas, de hecho, es la siguiente: "¡El lipstick es la felicidad en un tubo!"

Siguiendo este entusiasmo, todas las recomendaciones de los maquilladores profesionales para que un gesto tan poderoso no caiga en la apatía en la era de la mascarilla pueden aglutinarse en tres: la primera consiste en rellenar el labio con un perfilador en el mismo tono de la barra antes de utilizarla para que se fije más; la segunda, apostar por la nueva generación de labiales mate, que manchan menos, se adhieren mejor y hoy también son hidratantes; y, la tercera, elegir fórmulas de larga duración y colocar la mascarilla de manera algo ahuecada en la zona de la boca. Otro truco profesional, para quienes buscan una seguridad añadida, es pulverizar un spray fijador después del maquillaje (como por ejemplo Fix It Forget It Spray de Lancôme, ultrahidratante, rico en antioxidantes y enriquecido con ácido hialurónico, que lo mantiene fresco durante 24 horas).

Y, claro, elegir una buena barra de labios. He aquí seis tótems entre los que hay bestsellers, iconos y las últimas novedades.

El primer icono:Rouge G, de Guerlain.

69€ (con carcasa).

Rouge G no es una barra de labios cualquiera. Primero, porque su versión satinada y mate tiene 60 tonos diferentes para elegir. Segundo, porque contienen tres ingredientes clave: polímeros de origen vegetal y microcristales de plata con propiedades reflectantes que garantizan colores de larga duración, intensos y luminosos; jojoba y manteca de mango, que ayudan a nutrir los labios y les aportan un confort inmediato y duradero; y, ácido hialurónico y resina de guggul para unos labios alisados y redensificados. Tercero, porque permiten una gran personalización: es posible crear tu propia barra de labios diseñando tu propia carcasa, ya que se puede elegir su acabado (con efecto cuarzo, esmeralda, serpiente, mármol o strass, por ejemplo).

En la presentación de sus nuevos tonos, la actriz Blanca Suárez revelaba que a ella un tono poderoso también le levanta el ánimo:“Un rojo sube mucho en nuestro estado de ánimo. Dicen que en las grandes crisis el uso de labiales de colores con mucha presencia sube, ¿no?, y es cierto porque creo que es un extra, un punch para subirnos la energía, nuestro estado de ánimo y para mirarnos de repente de refilón en un espejo y sentirnos con un poco más de power”, dijo.

El nuevo Walk of No Shame, de Charlotte Tilbury.

28€.

Inspirado en su labial más icónico -del que se vende uno cada dos minutos en el mundo-, la legendaria maquilladora ha lanzado un nuevo producto que cumple con dos exigencias que desde hace años se pide a los brillos: que no resulte pegajoso, que hidrate de verdad los labios y que tenga una larga duración. Con estas tres premisas Tilbury acaba de lanzar Jewel Lips Walk of No Shame en un tono rojo rubí con destellos cobrizos de subtono cálido, formulado con polvo de diamante que asegura una duración de hasta siete horas y una alta hidratación.

Lo nuevísimo de Chanel: Le Rouge Duo Ultra Tenue.

37€.

A simple vista es apreciable que este labial (una de las grandes novedades de la temporada en la firma francesa) no es como los demás. Se trata, en realidad, de un dos en uno: por un lado, una barra de labios líquida acabado intenso y, por el otro, un gloss transparente, que como resultado da un maquillaje ultrabrillante que resiste hasta 8 horas después de la primera aplicación. Incluye dos fórmulas complementarias al servicio del color y de la duración: la barra está hecha con una combinación de polímeros para una larga duración, brillo, adherencia y homogeneidad del color, además de incluir un aceite gelificado que garantiza una alta fijación, y unos micropigmentos que permiten intensificar el color y mejorar la adherencia. El gloss está hecho con una mezcla de aceite y ceras que garantizan un brillo excepcional. La idea es aplicar la barra de labios líquida y dejarla secar unos segundos, y a continuación, aplicar el gloss para aportar brillo y confort.

La nueva generación mate: Powder Kiss Liquid Lipcolour, de M·A·C.

25,50€.

El rojo es un icono dentro de M·A·C Cosmetics, la marca que alcanzó lo que ninguna otra al crear dos hitos épicos: la barra de labios más vendida del planeta (el tono Ruby Woo de la línea Retro Matte Lipstick: cuatro unidades vendidas cada minuto en el mundo) y el rojo de labios universal (el que sienta bien a todas, independientemente del tono de piel o cabello: el famoso Russian Red). Este año la marca ha lanzado Powder Kiss Liquid Lipcolour con una fórmula de diez horas de hidratación y acabado mate. La clave está en su mezcla especial de polvos y propiedades emolientes proporciona una excelente aplicación, flexibilidad, uso e hidratación. Cuenta con un aplicador en forma de reloj de arena y ofrece 17 tonos, que van desde los neutros a los más vivos. El resultado, como dice Regan Rabanal, de Hong-Kong, M·A·C Senior Manager de Maquillaje Artístico, es una redefinición del mate que deja los labios hidratados y con un color intenso. Veremos si se convierte en un nuevo best-seller.

La barra más ligera: Passionlips, de Dolce&Gabbana.

43€.

La idea era crear una barra de labios con una textura cremosa y ligera que dejara un color intenso y mate durante todo el día. Así Dolce&Gabbana Beauty ha lanzado 16 tonos de su nuevo Passionlips, que como todos los labiales de la firma contiene el Mediterranean Glow Complex, una mezcla de extractos naturales que aportan beneficios a los labios; incluye extracto de higo, aceite de oliva orgánico y ácido hialurónico y se presenta en un formato algo más estrecho que una barra convencional que hace que la aplicación sea más fina e intuitiva. Como toque final, cuenta con un delicado aroma de vainilla.

Como un tatuaje: Super Stay Matte Ink, de Maybelline NY.

4,50€.

Este labial líquido es un icono de la alta pigmentación (no en vano se trata de una “tinta líquida”) que consigue un color muy saturado que en la marca definen como “inalterable pese al uso de la mascarilla” ya que se sella en los labios, no se transfiere y no se mueve: como si te hubieras tatuado los labios. Le diferencia, también, su aplicador en forma flecha para condensar más cantidad de producto y conseguir una cobertura total en una sola pasada y sin retoques.

El tinte con color: Dior Lip Tattoo.

34,99€ (en Sephora)

En la línea de los labiales efecto tatuaje, Dior cuenta con su propio icono: Lip Tattoo es un tinte de labios de larga duración (12 horas) que segura una no transferencia del color y que impregna los labios con una alta cobertura. Lo que le diferencia es su fórmula ultraligera, que ha sido reelaborada con un 80% de ingredientes de origen natural y se presenta con un aplicador de espuma redondeado y biselado que sigue el contorno de los labios de forma intuitiva. Peter Philips, Director Creativo y de Imagen del Maquillaje Dior, recomienda aplicarlo así: "Colocamos el aplicador en el centro de los labios, bajo el arco de Cupido, y pintamos de derecha a izquierda".

Fuente: Leer Artículo Completo