Empieza 2020 con unas mechas chocolate como las de María Fernández-Rubíes

Nos enamoró en 2019 por su dulzura y sofisticación, pero en 2020 se confirma como el color favorito de las morenas que renunciamos definitivamente a los tonos más oscuros, casi negros, en la melena. El castaño con mechas chocolateadas, un color rico y luminoso con infinitas posibilidades de personalización, permite endulzar las facciones que los tintes oscurísimos endurecen y avejentan. La pista definitiva nos la da Maria Fernández-Rubíes, probablemente la influencer con el pelo más bonito del Instagram español. Su melena castaña, con un balayage contrastado en distintos tonos de marrón que van buscando la luz, es casi perfecta. Tiene poco que envidiar a la de famosas internacionales que reciben al peluquero en casa.

El objetivo de las mechas chocolate está claro: aportar luz y complejidad a las melenas castañas que por sí solas resultan un poco planas. En la base pueden incluir pigmentos cobrizos, miel o caramelo, de forma que el resultado final puede variar desde los matices rubios que lleva, por ejemplo, Kendall Jenner, al marrón más cálido que luce Olivia Culpo. La estilista de ambas, Cassondra Kaeding, recomienda recurrir a las mechas más sutiles, las balayage, para lograr un resultado rico y sofisticado.

Chris Appleton, peluquero de Kim Kardashian, convenció a la megainfluencer para variar su sempiterno negro con un color chocolate en su versión más oscura, un tono que tiene un mantenimiento muy fácil si, como ella, optamos por una melena ombré, con una aplicación del color de medios a puntas. Lo cierto es que estas mechas favorecen muchísimo a los cabellos finos, pues aportan densidad y una ilusión óptica de volumen considerable. Importante: hidratar semanalmente con mascarilla. Nos ayudará a conservar el brillo.

Fuente: Leer Artículo Completo