El colorido maquillaje de la 'New York Fashion Week'

El maquillaje en tonos tierra es una apuesta segura que se ha revalorizado en los últimos años. La aparición del fenómeno Kardashian ha provocado una reconversión hacia estos tonos tanto en el modo de vestir como en los looks de maquillaje. Pero, para aquellas que no terminan de verse con esos tonos que se funden con la piel -y que no han encontrado muchas opciones a lo largo de esta etapa-, parece que todo, grandes pasarelas incluidas, indica que algo está cambiando.

En estos momentos se está celebrando la Semana de la Moda de Nueva York. Los diseñadores presentan sus propuestas para la próxima primavera-verano, una estación que siempre es más propicia a la variedad de color, que el otoño-invierno. Quizás por eso, esta vez los diseñadores han apostado fuerte por los colores vibrantes, en un giro de guion que deja completamente de lado los tonos tierra que por tanto tiempo nos han acompañado.

El color se abre paso en esta pasarela por la puerta grande y no se limita a sutiles pinceladas, sino que párpados completos se tiñen de azul, amarillo o rosa, creando sombreados que se elevan hasta la ceja. Habrá que esperar para ver si esta tendencia de maquillaje se traslada de forma fiel al streetstyle. Lo que sí se ha empezado a ver ya en la calle, con Chiara Ferragni a la cabeza, es el eyeliner flotante a todo color. Esta es otra de las propuestas fuertes de la pasarela estadounidense.

Rojo

Sorprendentemente este tono también ha entrado dentro de la saturada paleta de color vista en la pasarela y no de la mano de un solo diseñador. ¿Será este el año en el que le daremos una oportunidad al color del fuego? Frederik Anderson hace una doble apuesta por este tono. En una versión más creativa, aplica una sombra en crema muy pigmentada que llegan hasta más allá de la ceja en los dos límites.

Por otro lado, propone una opción más discreta difuminando una sombra en polvo para crear una especie de ahumado y acompañando el color de un grueso eyeliner negro. En Laquan Smith también se apuesta por el smoky eye, dándole un toque creativo exagerando sus dimensiones desde la nariz hasta la sien.

Sombreados potentes

Los colores potentes vuelven a sombrear los ojos, al estilo de los años 2000. Esta vez no se coordinan con las prendas de ropa como se hacía entonces, sino que esta gran dosis de color actúa como contrapunto para estilismos más sencillos. En el desfile de Kim Shui se ha visto una apuesta total por el azul, con una sombra metalizada que se desliza hasta el hueso de la ceja. Desde hace unos meses este tono está despuntando, no solo en pasarela, también entre la celebrities como Miley Cyrus o la cantante María José Llergo en los premios Goya. Otras grandes apuestas fueron el amarillo de Hardware y el rosa de Bronx Banco.

‘Eyeliner’ flotante y trazos geométricos

No todo van a ser propuestas extremas, sobre la pasarela también hemos visto maquillaje que utilizan el color de una forma más comedida creando los tan en tendencia delineados flotantes y otras formas geométricas que parecen influidas por estética de las generaciones más jóvenes. En Dur Doux, una de las firma que hace una apuesta más fuerte por el color hemos visto que el eyeliner flotante se traza con una gruesa línea morada dispuesta justo encima de la cuenca del ojo.

Esta misma firma también propone otras creaciones en las que este trazo se une a la línea de pestañas superior, en color rosa, creando un delineado que delimita el área donde se aplicaría la sombra. Laquan Smith se une a esta tendencia, aplicando una línea casi recta en el párpado fijo de las modelos y la traza en color rojo.




Fuente: Leer Artículo Completo