Así es cómo vas a llevar el moño alto esta temporada

Si hay un recogido entre los recogidos ese es el moño. Y en concreto, el que se hace en lo alto de la cabeza, que va desde ser el peinado para un evento o noche especial al día a día, hasta en un momento en el que, ante la necesidad de recoger la melena, se improvisa este peinado. Funcional donde los haya a la par que elegante, pero lo cierto es que en él también prima la sencillez. Hasta el momento, cuando las que más saben de moda y nuestras firmas favoritas han decidido darle un giro de 180 grados cargándolo de accesorios.

Y es que, horquillas y pasadores llevan varias temporadas ya dando de qué hablar haciéndose protagonistas de looks con el pelo suelto que adornaban de forma romántica y recordando, en parte, a la infancia. Ahora estos van un paso más allá y completan los recogidos, en especial los moños, pero en su versión más alta. Porque no lo hacen sellándolo al final del moño o adornando la cabeza, sino en la parte de abajo.

Ese pasador con mensaje, vuelve a salir a relucir ahora como el fiel compañero de este recogido, pero no es el único. De hecho, la clave de la tendencia está en romper con aquello de “menos es más”, e incluso mezclar con otros accesorios como coleteros, lazos o pañuelos.

Se trata de dejar volar la creatividad para mezclar lo máximo posible estos accesorios. Y cuanto más diferentes sean mejor. Distintos tamaños, estilos y formas para crear contraste. De hecho, tan fuerte llega pisando la tendencia que hasta las firmas han decidido apuntarse a ellas creando packs con estos accesorios, haciendo más fácil seguir las máximas de esta moda.

Pero no solo de pasadores vive la tendencia. Si se busca un resultado más dramático, elegante y no tan dulce, hay quien también propone imitar este peinado solo con horquillas que den un efecto metalizado y un toque punk de rebeldía.

Además de ser una tendencia fácil de imitar, pues no hay ninguna norma escrita en ella salvo la de mezclar a nuestro antojo, también es práctica ya que con los pasadores y horquillas se sujetarán esos pelos que siempre quedan sueltos en la parte de atrás arruinando el recogido.

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo