Todas las veces que Cristina Pedroche llevó al límite la flexibilidad de su cuerpo y no se lesionó (o eso creemos)

Cuando menos te lo esperas, aparece ella. Con una postura de yoga. O con un desnudo en Instagram de esos en los que la sutileza es la reina. O ambas cosas, que es lo que se ha dado en la última imagen con la que Cristina Pedroche desafía a todos los límites de la flexibilidad. Advertimos, antes de que nadie se lance a la aventura, que puede traer riesgos para la integridad física.

Una instantánea con la que juega, apoyándose en la multifunción que pueden desempeñar algunas palabras según contexto. “Mi cuerpo. Mi templo. Aunque a veces esté hecha un lío“, se puede leer junto a la postura que no recomendamos que nadie sin un nivel mínimo en esta disciplina se lance a hacer.

Sin embargo, ella parece estar preparada para el reto de retorcerse hasta el punto de que nos dé miedo que pueda romperse. No hablamos simplemente de hacer yoga, como a tantas otras famosas (y anónimas) vemos día a día en las redes sociales, sino de posturas inviables para la mayoría de la población mundial.

Una de las que seguramente toda recordemos, es la que mostró a mediados de mayo, después de mucho entrenamiento durante el aislamiento por la pandemia. Justo antes de reincorporarse al trabajo. Sí, también desnuda y retorcida hasta el extremo.

Ella misma advirtió que, en medio del aburrimiento por tener que estar encerrada, se había puesto a innovar: “Pues aquí tan tranquila viendo los días pasar… Ya no sé ni en qué postura sentarme“. Ojo, porque sentarse así, tiene mérito…

Aunque ella lo ve sencillo. Muestra de ello es este vídeo en el que explica cómo hacer una de esas posturas. Y lo dice claramente, que es fácil. Otras, no lo vemos tanto. Además, en más de una ocasión ha puesto en valor cuánto ha trabajado el

Como ya hemos visto, Cristina suele aprovechar para hacer símiles con la vida que acompañen a lo que estamos viendo en la imagen: “Si la vida se retuerce más me retuerzo yo. Gracias a todos, os siento muy cerca”. En esta ocasión lo utilizó para reconocer el cariño recibido tras la muerte de su abuela en pleno confinamiento.


Fuente: Leer Artículo Completo