Tamara Falcó, look años 20 en su viaje a Praga

Tras viajar al Polo Norte y sellar la reconciliación, como la propia chef y empresaria confesaba en exclusiva a Harper’s Bazaar, Tamara Falcó y su pareja, Iñigo Onieva, han decidido volver a alejarse del foco mediático y disfrutar de unos días en una de las ciudades más bonitas de Europa, Praga. «Para aquellos que no hayáis estado os recomiendo visitar Praga 100%», escribía la hija de Isabel Presyler junto a una amplia galería de imágenes en las que podemos ver románticas estampas en pareja, detalles de algunos de los lugares que han visitado y, por supuesto, parte de la maleta que se ha llevado a esta nueva escapada.

Más allá de prendas y complementos aptos para las bajas temperaturas -desde un abrigo de paño a jerséis de punto, bufanda e incluso gorro, en este caso de estilo pescador y borreguito-, Tamara Falcó también ha sumado diseños más especiales por los que se ha decantado para disfrutar de la noche de Praga. Uno de los que más ha despertado nuestro atención ha sido el vestido satinado en atractivo tono naranja con ligero estampado floral a tono que deja ver en uno de los selfies que comparte con Onieva.

https://www.instagram.com/p/Cnw-lmGrsUZ

A post shared by Tamara Falcó (@tamara_falco)

La marquesa de Griñón aparece enfundada en un atractivo diseño de manga larga y corte midi, con cuello redondo, escote en la espalda y ligera abertura en el bajo, que incluye un delicado fruncido en la zona central que alarga visualmente la figura y resulta muy atractivo. Sobre él, Tamara Falcó ha sumado un sofisticado kimono en tono negro con bordado en dorado, siguiendo una de las tendencias más destacadas de la última temporada, y un deslumbrante mini bolso estilo clutch que lleva colgando de su mano.

Como toque más especial y relevante, la aristócrata española ha escogido un turbante en tono crudo y gran broche central que le aporta un plus de sofisticación y originalidad a la propuesta y, de alguna manera y tal y como ella misma señalaba en ‘stories’ nos traslada directamente a los años 20.

https://www.instagram.com/p/CnunLnKjuAP

A post shared by Iñigo Onieva Molas (@ionieva)




Fuente: Leer Artículo Completo